La Bolsa de París registra su tercera sesión consecutiva de pérdidas

La Bolsa de París cerró hoy su tercera jornada consecutiva de pérdidas con un descenso del 1,02, en una sesión en la que los inversores mostraron cautela, a la espera de la intervención este viernes del presidente del Banco Central estadounidense, Ben Bernanke.

El principal indicador del parqué parisino, el CAC-40, se situó así en los 3.379,11 puntos, frente a los 3.413,89 enteros del cierre de la víspera, cuando retrocedió un 0,51 por ciento.

En total se intercambiaron títulos por valor de 2.195 millones y el más perjudicado fue el sector automovilístico, con las caídas respectivas del fabricante de neumáticos Michelin (-3,86 %) y de las firmas de automoción Peugeot (-3,86 %) y Renault (-3,56 por ciento).

Les siguieron como mayores perdedores del día la compañía de construcción y telecomunicaciones Bouygues (-3,13 %) y el grupo de bebidas y licores Pernod Ricard (-3,13 %), pese a que este último anunció hoy que su beneficio anual aumentó un 10 % en el ejercicio contable cerrado el 30 de junio, hasta los 1.146 millones de euros.

El grupo de distribución Carrefour se situó en el extremo contrario, con un alza del 6,73 por ciento, el mismo día en que señaló que en el primer semestre perdió 31 millones de euros, un déficit inferior a los 249 millones de euros también negativos que registró en el mismo periodo de 2011.

La empresa de comunicación Vivendi anotó la segunda mayor subida, del 3,28 por ciento, pese a haber difundido hoy que su beneficio en el primer semestre cayó un 54,7 por ciento, hasta los 1.160 millones de euros.

El fabricante de lentes de visión Essilor ( 2,53 %), el banco Crédit Agricole ( 0,37 %), la compañía proveedora de sistemas de información Cap Gemini ( 0,1 %) y el grupo especializado en tecnologías de comunicación y motores aeronáuticos Safran ( 0,05) se incluyeron en el grupo de empresas que cerraron en positivo.