La Bolsa de París cae un 1,32 % pero salva los 3.300 puntos

La Bolsa de París cerró hoy a la baja y su principal indicador, el CAC-40, se dejó un 1,32 por ciento a 3.318,76 puntos.

La publicación del producto interior bruto (PIB) en Estados Unidos en el cuarto trimestre de 2011 ( 2,8 %) por debajo de las expectativas defraudó a los inversores, que en una sesión en la que se negociaron 2.865 millones de euros dejaron el selectivo parisino al mismo nivel que al inicio de la semana (-0,08 %).

Incluso las declaraciones del comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, sobre un inminente acuerdo entre los acreedores privados de Grecia se mostraron estériles para apaciguar a los inversores.

En el plano de los valores, el sector automovilístico y el financiero fueron de los más afectados.

El fabricante automovilístico Peugeot terminó como farolillo rojo del CAC-40, con pérdidas del 4,37 %, en línea con otros grandes valores cíclicos como ArcelorMittal (-2,18 %), Saint-Gobain (-2,13 %), Lafarge (-2 %) o Renault (-1,85 %).

Entre los bancos, que vieron como los inversores recaudaron beneficios, cerraron con pérdidas BNP Paribas (-3,25 %) y Crédit Agricole (-1,61 %), pero se salvó del rojo Societé Générale, que cerró con ganancias del 0,29 %.

Entre los valores que cerraron en verde, el líder fue STMicroelectronics, que se adjudicó un 1,64 % después de que el surcoreano Samsung, uno de sus principales clientes, anunciara un beneficio trimestral récord.

También con ganancias acabaron el grupo hotelero Accor (1,52 %), el aeronáutico EADS ( 0,65 %) o el de gran distribución Carrefour ( 0,61%), entre otros.