La A-8 cortada por un desprendimiento

Un día después de que el RACE hiciera balance de los puntos negros y de las carreteras más peligrosas de nuestro país, la A-8, la autopista que une Bilbao y Behobia ha sufrido un desprendimiento que la mantiene cortada.

Los últimos datos facilitados por los responsables de Tráfico del País Vasco señalan que este suceso ha provocado un herido leve y en él se han visto involucrados un camión y tres coches. “Se trabaja con la hipótesis de que no hay vehículos enterrados, aunque no se puede descartar al cien por cien", han indicado estas mismas fuentes. Por el momento se desconoce cuándo se podrá restablecer el tráfico en esta vía, cuyo tráfico ha sido desviado por la N-634. Las perspectivas son, no obstante, esperanzadoras. Según el director de Bidegi, la sociedad pública que gestiona esta autopista, Néstor Arena, “la estratificación en esta zona parece la correcta".La autopista A-8 es una de las más antiguas de España (su primer tramo se inauguró en 1971), soporta una gran cantidad de circulación y se encuentra en plena adaptación para convertirse en una vía moderna. En el año 2004, en su tramo guipuzcoano, la A-8 registró un total de 1.365 accidentes en los que perdieron la vida cuatro personas y en los que 144 resultaron heridos. Para paliar esta siniestralidad, la Diputación de Guipuzcoa invertirá 220 millones de euros para la construcción de una nueva carretera que desvíe 36.000 de los 85.000 vehículos que diariamente circulan por la A-8.

Los mejores vídeos