Ir a más de 180 km/h supondrá la retirada del carné

La nueva Ley de Tráfico, cuya aprobación final se ha previsto para septiembre, endurecerá notablemente las sanciones por exceso de velocidad. Así, circular a más de 180 km/h será castigado con la retirada de carné.

Los grupos parlamentarios de PP y PSOE han llegado a un acuerdo para hacer más dura la Ley de Tráfico que tramitan las Cortes y que será aprobada en septiembre.
Cuando se publique el nuevo texto, quien cometa una de las denominadas "faltas graves" recibirá una multa de hasta 100.000 pesetas y la suspensión automática del carné de conducir por tres meses.
Según lo acordado, 7 infracciones reciben esta penalización: superar el límite de velocidad en un 50 por ciento en carretera y en 30 km/h en casco urbano (este punto todavía se debate), conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, circular en sentido contrario, incumplir los tiempos de conducción y descanso, rebasar en un 50 por ciento la capacidad de carga máxima del vehículo y realizar competiciones o carreras no autorizadas.
Es decir, si circulamos a 180 km/h en autovías o autopistas, perderemos el carné. Hasta ahora, esta falta sólo se considera "grave" en determinadas ocasiones (si se produce bajo circunstancias que aumentan la peligrosidad) y precisa una resolución judicial para que lleve aparejada la retirada de la licencia.
Todavía queda determinar a partir de qué baremos se considerará "falta muy grave" el exceso de velocidad en ciudad. Se debate entre el 50 por ciento encima de lo permitido o superar en 30 km/h el límite marcado. Parece un juego de palabras, pero su desarrollo es muy distinto.
Según Jordi Jané, diputado de CiU, un partido que quiere que la penalización se establezca a partir de los 40 km/h por encima de lo establecido, "hay que ser muy selectivos en este asunto, porque, si no, pueden cometerse tres faltas muy graves, por ejemplo en la Castellana, en sólo un día".
Eso sí, todos los grupos están de acuerdo en que el mero hecho de superar la velocidad máxima será una falta grave, sancionable hasta con 50.000 pesetas.
También se equipara el rebasar los tiempos de descanso con conducir bajo los efectos del alcohol, un tema que seguramente provocará el rechazo de muchos.

Retirada definitiva del carné a los reincidentes
El nuevo texto recogerá la retirada del carné a los reincidentes, ya que, a partir de la tercera falta muy grave, no se podrá recuperar la licencia de conducir. Lo cierto es que tampoco hay unanimidad en este punto, ya que los socialistas quieren que la pérdida definitiva se reduzca a tres meses si los conductores se someten a un curso de reciclaje y sensibilización.

Los mejores vídeos