Hyundai Tucson: el SUV europeo

La marca coreana asegura haber “echado el resto" a la hora de diseñar su primer SUV compacto: sus líneas son elegantes y agresivas, su carácter es deportivo y su equipamiento es muy completo. Todos los detalles han sido cuidados para agradar a un público muy exigente: los conductores europeos.

Hyundai Tucson: el SUV europeo
Hyundai Tucson: el SUV europeo

Hyundai ha empleado, según anuncia, la tecnología más avanzada para crear un producto del que se siente especialmente orgullosa: el Tucson, su primer SUV compacto, ya ha llegado a los concesionarios y está dispuesto a conquistar los mercados europeos.Para ello, se ha puesto un especial cuidado en el diseño del vehículo, en el que destacan unas líneas suaves y, al mismo tiempo, agresivas. Su imagen sugiere estabilidad y aplomo gracias a una generosa batalla (2,63 metros) y a un ancho de vías que llega a los 1,54 m (10 centímetros más para las versiones Style). Estas medidas -que se acercan a las del Terracan y el Santa Fe, aunque estos vehículos son más largos- configuran un interior cómodo, amplio y, sobre todo versátil.Hyundai asegura que el habitáculo, muy luminoso gracias a la amplia superficie acristalada, se transforma en décimas de segundo, ofreciendo múltiples configuraciones. Los asientos traseros (reclinables), pueden abatirse completamente, logrando así un espacio de carga plano, que facilita la colocación de objetos voluminosos. Las banquetas delanteras se reclinan hasta los 180º, convirtiéndose, junto a las plazas traseras, en un confortable colchón.Según la marca, el Tucson es capaz de adaptarse a cualquier terreno y a cualquier potencial comprador. De hecho, los clientes podrán elegir entre tres posibles motorizaciones, tracción total o delantera o transmisión manual o automática.Todos los propulsores que equipan a este Hyundai (dos gasolina y uno Diesel) son viejos conocidos, pues ya están presentes en otros modelos de la gama. El más potente de ellos es el 2.7 V6, construido en aluminio y con 175 CV. Está especialmente indicado para aquellos que buscan prestaciones sin renunciar a la comodidad, ya que se ofrece únicamente en combinación con la caja de cambios secuencial automática H-Matic. Esta transmisión, con cuatro marchas, permite conducir dejando que el sistema se encargue de gestionar la relación más adecuada a nuestra velocidad. Si lo preferimos, con un solo movimiento podremos cambiar nosotros mismos. La segunda mecánica es la 2.0 CVVT, dotada de distribución variable y con 141 CV. Este motor sólo puede asociarse a una caja de cambios manual de cinco velocidades, aunque el comprador podrá elegir el tipo de tracción (delantera o integral) que desee.El sistema de tracción total con control electrónico transmite el cien por cien del par motor a las ruedas delanteras. Si se detecta una pérdida de adherencia, el reparto se modifica y pasa hasta el 50 por ciento de la fuerza al eje posterior. La transmisión entre ejes puede bloquearse manualmente, liberándose automáticamente al superar los 35 km/h. Así, podrán sortearse las dificultades puntuales que el conductor pueda encontrar en su recorrido.La mayor cantidad de opciones se ha reservado para el que será el propulsor más vendido, según las previsiones de Hyundai. El motor Diesel de 2.000 cm3 CRDI, con inyección directa por “common-rail" y 112 CV, podrá combinarse con el sistema de tracción y la caja de cambios que el conductor prefiera.Para garantizar una conducción sencilla, el Tucson ha sido dotado de dirección con asistencia variable en función de la velocidad. El fabricante asegura que es muy directa (apenas 3 vueltas de volante de tope a tope), con lo que se gana precisión. La seguridad también ha sido especialmente cuidada, con el fin de adaptarse a las exigencias europeas. Así, el sistema de frenos –con discos ventilados en el eje delantero y macizos en el trasero- cuenta con ABS y EBD de serie en todas las versiones. Aquellas equipadas con tracción total también poseen TSC (dispositivo de control de tracción). La protección de los ocupantes se completa con una estructura de la carrocería muy rígida (según la marca) y seis airbags -frontales, laterales y de cortina-. La dotación básica de este todo terreno también cuenta con aire acondicionado, cierre centralizado con mando a distancia y alarma, elevalunas eléctricos, equipo de sonido y ordenador de a bordo, entre otros elementos.Según Hyundai, en 2006 se venderán 200.000 unidades del Tucson, de las que 65.000 se comercializarán en Europa. Su precio estará entre los 19.500 y los 27.325 euros.

Los mejores vídeos