Hoy se inaugura la M-45

La nueva carretera de circunvalación de la Comunidad de Madrid (que conectará la M-40 a la altura de Leganés con la N-II) será inaugurada hoy por el Príncipe de Asturias, que será el primero en recorrer los 36,8 kilómetros de longitud con los que cuenta la nueva pista.

Hoy se inaugura la M-45
Hoy se inaugura la M-45

La M-45, un proyecto en el que se han invertido 420,7 millones de euros (más de 70.000 millones de pesetas), será inaugurada hoy por el Príncipe de Asturias, que será el primero en recorrer una carretera que mejorará las comunicaciones de los dos millones de personas que viven en el sur de la región y en el Corredor del Henares.

La nueva autopista, que tendrá una afluencia de 80.000 – 100.000 vehículos cada día, unirá la carretera de Barcelona (N-II), a la altura de la futura M-50, con la N-V (Extremadura) y la M-40. Su trazado atraviesa la N-III, N-IV y N-401, pasando por los términos municipales de San Fernando de Henares, Getafe, Leganés y los distritos madrileños de Vicálvaro, Carabanchel, Vallecas y Villaverde. Además, tendrá conexión con las radiales de peaje R-3 (Arganda del Rey), R-4 (Ocaña) y R-5 (Navalcarnero).

La inversión realizada para acometer este proyecto, que evitará los embotellamientos en la M-40, se financiará con el sistema de "peaje en la sombra", por el que los usuarios no tendrán que pagar nada, siendo la Comunidad la que debe abonar una cantidad que oscilará entre 0,3 y 0,5 euros por cada vehículo.

La M-45 será la primera carretera que contará en su totalidad con este sistema de peaje (que ya funciona en un pequeño tramo de la M-501). Con este método, las empresas concesionarias realizan el desembolso para la construcción, conservación y gestión de la carretera, recibiendo a cambio una concesión de 25 años.

Además, las concesionarias recibirán bonificaciones o penalizaciones de hasta un 5 por ciento del canon anual. Así, si la vía registra una gran afluencia de vehículos recibirá más dinero, pero si el trazado disminuye su capacidad por el cierre de algún carril, el Gobierno se quedará con parte del importe a abonar, en concepto de multa.

Últimas tecnologías
Para contabilizar el número de vehículos que pasan por la nueva vía, debajo de los distintos enlaces se han situado unas espiras que miden tres parámetros: cantidad de coches, su longitud y la distancia a la que circulan. El sistema se completa con una cámara de vídeo instalada en el arcén, que graba el paso de los automóviles durante las 24 horas del día. El dispositivo superpone el número de vehículos que pasan por cada punto a las imágenes registradas para que quede constancia de la intensidad de tráfico en cada momento. Todos los datos irán a un centro de control y explotación.

Este es uno de los sistemas de última tecnología que se han empleado en la M-45, que además cuenta con un firme muy similar al empleado en las pistas de los aeropuertos, que permite mayor adherencia y evita la concentración de agua en la calzada.