Honda reduce su producción en Norteamérica por las inundaciones en Tailandia

El fabricante japonés Honda Motor anunció hoy que recortará a la mitad su producción en Estados Unidos y Canadá durante diez días por problemas en la cadena de suministros, a causa de las inundaciones en Tailandia.

Está previsto que las seis fábricas de Honda Motor en Norteamérica reduzcan su ritmo a partir de mañana, miércoles, hasta el día 11, y posteriormente el grupo japonés decidirá qué hacer en función de la situación en Tailandia, según indicó en un comunicado.

Como resultado, Honda podría posponer hasta el año que viene el lanzamiento de su nuevo vehículo deportivo CR-V, programado inicialmente para el próximo diciembre, señaló la agencia Kyodo.

El fabricante nipón ya redujo temporalmente su producción en Norteamérica tras el terremoto y tsunami del pasado marzo en Japón, que causó serias interrupciones en la cadena de suministros.

Aquella reducción se mantuvo hasta el pasado agosto, pero un representante de Honda citado por Kyodo señaló que se espera que el efecto de las inundaciones en Tailandia sea mucho menor que el de la catástrofe de marzo en Japón.

El anuncio de Honda se produce después de que la semana pasada también Toyota Motor, primer fabricante automovilístico mundial, anunciara que rebajaría su producción en Japón por la escasez de componentes fabricados en Tailandia.

Las inundaciones en este país, consideradas las peores en medio siglo, han causado al menos 381 muertos y 2,5 millones de damnificados, al tiempo que han sumergido 1,6 millones de hectáreas.

Los mejores vídeos