Honda Civic Hybrid

Más grande y dinámico que el actual Civic IMA, el nuevo modelo híbrido de Honda mejora la actual oferta en cuanto a prestaciones, economía y emisiones a base de insistir en el planteamiento ya habitual de la marca: motor de explosión de máximo rendimiento y protagonismo relativamente limitado del apoyo eléctrico.

Honda Civic Hybrid
Honda Civic Hybrid

El nuevo modelo sigue utilizando el compacto motor 1.3 (más precisamente, 1.339 cm3) de doble encendido secuencial (8 bujías), que en versión más simplificada se utiliza también en el Honda Jazz 1.4. Pero, en este caso, el motor, potenciado hasta 95 CV a 6.000 rpm, dispone de inyección directa de gasolina y, sobre todo, un sistema i-VTEC de distribución variable en tres etapas. Las dos más convencionales corresponden a un funcionamiento económico a bajas o medias revoluciones o bien uno que ayuda en los altos regímenes y máximas prestaciones. La tercera es una “desconexión" de los cuatro cilindros, al mantener cerradas todas las válvulas de admisión y escape y cortar la inyección, lo que permite reducir las pérdidas por “bombeo" de los cilindros en la fase de recuperación de energía eléctrica por frenada, o en los momentos en que la impulsión es sólo eléctrica, lo que debe ocurrir en llano y a velocidades mantenidas muy moderadas, de entre 15 y 50 km/h. La transmisión corre a cargo de un nuevo sistema CVT variable continuo (sin “marchas" prefijadas) que en teoría determina desarrollos aproximados de entre 11 y 65 km/h por cada 1.000 rpm, lo que permitiría adaptarse a todas las circunstancias de uso, desde un arranque desde cero a un funcionamiento de máxima economía de consumo.La implantación eléctrica también ha mejorado drásticamente. El motor es un 50 por ciento más potente, y ofrece el equivalente a 20 CV de potencia, así como 10,5 mkg de par. Aunque el motor térmico rinde 12,5 mkg a 4.600 rpm, las cifras de par no son sumables directamente porque los regímenes de rendimiento no coinciden. Honda calcula el par motor máximo “de coincidencia" en 17 mkg a 2.500 vueltas. Pero, para aceleración pura, las potencias máxima sí se añaden, y los 115 CV resultantes permiten cifras suficientes, como un 0-100 km/h que debería estar en los 11 segundos. La velocidad máxima, de unos 185 km/h, también sitúa a este coche entre los de prestación estimable. Eso sí, cuando se solicita al máximo al Civic Híbrido, como tuvimos ocasión de hacer en las instalaciones de ensayo de Honda en la isla japonesa de Hokkaido, la transmisión variable continua hace subir el régimen del motor, aumentando muy notoriamente el ruido percibido. Sin embargo, cuando se conduce este Civic con la moderación que se supone que corresponde a la filosofía de un vehículo de emisiones limpias y dirigido a un mínimo consumo, el confort acústico está asegurado, y las cualidades dinámicas del vehículo, ligeramente subvirador, son satisfactorias.

Las posibilidades de combinación de la impulsión convencional y eléctrica son múltiples, aunque en este coche no puede darse la impulsión eléctrica pura a toque de botón, y, además, el motor eléctrico (en contraste el Prius) trabaja sin diferencias de rotación respecto al térmico, dado que el compacto y eficiente motor/generador es solidario del cigüeñal del cuatro cilindros. El motor eléctrico ayuda al de gasolina en las aceleraciones y puede llegar a sustituirlo enteramente, como antes mencionábamos, para rodar a velocidades muy moderadas en condiciones favorables. En velocidades altas estabilizadas, el motor eléctrico no empuja, para no interferir con el modo económico de motor de combustión y largos desarrollos de transmisión. Y, como es de esperar, las deceleraciones se aprovechan para generar energía eléctrica que almacenan las baterías. Para redondear el panorama de economía, el aire acondicionado puede funcionar en modo mixto (impulsión por el motor y/o eléctrica), y la servodirección, con un tacto pasable y tres vueltas de volante, es obviamente eléctrica. La instrumentación, con un planteamiento no muy diferente del actual Civic IMA, pero con una estética que recuerda a la del ya próximo Civic de 5 puertas, permite apreciar de un vistazo el estado de la carga de las baterías, así como si en cada momento el motor eléctrico ayuda o no a la marcha.