Hacienda subirá el IVA de los peajes en 2002

La UE no deja margen de maniobra. El IVA de los peajes debe subir un 9 por ciento, una medida que el Gobierno español acepta, pero que tratará de demorar lo más posible.

Desde el pasado 18 de enero, fecha en que la máxima instancia jurídica europea decretó que el IVA de las autopistas españolas era ilegal y debía subir un 9 por ciento, el Gobierno ha guardado silencio.
Ayer, por fin ha realizado declaraciones y ha confirmado que la subida de los precios de los peajes es obligatoria. Eso sí, Hacienda tratará que demorarla lo más posible. Según el secretario de Estado de Hacienda, Enrique Giménez-Reyna, el incremento tendrá lugar en el año 2002.
Con el objetivo de "no partir el ejercicio", Giménez-Reyna ha manifestado su intención de incluir este cambio en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos del año que viene.
El equipo de Aznar cuenta con varias propuestas para sufragar esta subida. Por un lado, las autopistas se han ofrecido a no aumentar el precio de los peajes a los usuarios a cambio de más concesiones. Por otro, la Generalitat ha afirmado que el Gobierno debería crear un fondo para que los conductores no se viesen afectados.
El anterior impuesto fue el resultado de un pacto de investidura entre el PP y CiU en el año 1996. Entonces, el partido que preside Jordi Pujol manifestó su rechazo al encarecimiento de los peajes; idea que sigue defendiendo.
Giménez-Reyna ha afirmado que, sea cual sea la decisión que tome finalmente el Ejecutivo, ésta será "respetuosa" con el fallo de la UE.