Hacienda obtendrá 24.000 millones por el IVA del impuesto autonómico a los carburantes

Aunque el nuevo impuesto sobre los combustibles será recaudado por las Comunidades autónomas, el IVA correspondiente será para Hacienda, que se embolsará una media de 24.000 millones de pesetas.

Hacienda obtendrá 24.000 millones por el IVA del impuesto autonómico a los carburantes
Hacienda obtendrá 24.000 millones por el IVA del impuesto autonómico a los carburantes

La Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2002, elaborada por el PP, crea un nuevo impuesto sobre las "ventas minoristas de determinados hidrocarburos". Este gravamen, que será recaudado por las Comunidades autónomas para financiar gastos sanitarios y medioambientales, consta de dos tramos: uno general y otro optativo.

El primero es de 4 pesetas por litro para cada uno de los tres tipos de gasolinas que existen (sin plomo de 95 y 98 octanos y la nueva súper) y para el gasóleo de automoción (tipo A). Para los gasóleos agrícola (B) y de calefacción (C), será de una peseta por litro.

Este primer tramo es fijo e igual para todas las Comunidades Autónomas, excepto Canarias, Ceuta y Melilla, entre 2002 y 2004.

Sin embargo, el segundo tramo es distinto para cada año y su aplicación dependerá de la voluntad de cada gobierno autonómico. El año que viene, este tramo será de 1,66 pesetas por litro, mientras que en 2003 y 2004 será de 1,16 pesetas/litro. Así, todos los carburantes aumentarán su precio, como mínimo, 4 pesetas por litro a partir del 1 de enero. En las Comunidades en las que se aplique el segundo tramo, la subida llegará a las 5,66 pesetas.

Aunque el Gobierno ha afirmado que las Comunidades autónomas recaudarán el año que viene 136.000 millones de pesetas por el nuevo impuesto, lo cierto es que esta cifra alcanzará los 171.000 millones si se tienen en cuenta los datos oficiales del Ministerio de Economía sobre el consumo de carburantes en 2000. Según estos informes, Cataluña será el territorio con más ingresos por este gravamen: 38.876 millones de pesetas, seguida de Andalucía (33.138 millones) y Madrid (23,868 millones).

A pesar de que el impuesto es autonómico, las arcas del Estado también van a verse beneficiadas con su aplicación. Por ejemplo, el IVA de un litro de gasolina sin plomo de 95 octanos (la de mayor consumo en España), que cuesta 121 pesetas, es de 16,69 pesetas. Con la nueva carga, el litro costará 125,60 pesetas y tendría un IVA de 17,46 pesetas: 0,77 pesetas más por litro.

Este aumento representará una media de 24.000 millones de pesetas -según se aplique uno o los dos tramos del nuevo gravamen- que irían a parar a Hacienda. Además, hay que sumar esta cantidad a los 400.000 millones que recaudará por la aplicación habitual del IVA a los carburantes.