Qué hacer si te sorprende una tormenta eléctrica de verano: los peligros en el coche

En esta época veraniega es muy común encontrarse con lluvias torrenciales y tormentas eléctricas de forma súbita. ¿Sabes cómo reaccionar en estos casos si te pilla en el coche?

Así es cómo debes actuar si te encuentras con una tormenta eléctrica o de verano con el coche. Foto: iStock.
Así es cómo debes actuar si te encuentras con una tormenta eléctrica o de verano con el coche. Foto: iStock.

A pesar de estar viviendo un verano muy caluroso en España y de empezar a notar los primeros efectos de la sequía de agua en algunos puntos de nuestro país, esta época del año es muy propensa a ver tormentas eléctricas y lluvias torrenciales, las que conocemos como tormentas de verano. Son fenómenos que se producen de forma puntual y en un corto espacio de tiempo, pero que pueden causar grandes estragos.

Si te pilla una tormenta de estas características en el coche, es muy importante que mantengas la calma y que sepas cómo actuar en función de la situación a la que te enfrentas. Las fuertes lluvias, el granizo, los rayos, las riadas… son los principales enemigos del conductor en estos casos, incluso cuando el vehículo está aparcado en la calle. En este último caso, si el coche está parado, el mejor consejo es, obviamente, intentar dejar el vehículo a cubierto, en un garaje o en una zona techada.

No siempre es posible ni todo el mundo tiene aparcamiento privado, claro. Y por mucho que queramos, este tipo de fenómenos escapan de nuestro control y lo único que podemos hacer es seguir una serie de indicaciones para minimizar los riesgos y saber cómo actuar en caso de emergencia.

Funcionan los radares de la DGT de noche o con lluvia, te lo aclaramos
Extrema las precauciones y sigue estos consejos si te encuentras con una tormenta eléctrica o de verano en el coche, incluso estando aparcado.

Cómo actuar ante una tormenta eléctrica o de verano

Cuando hablamos de tormentas eléctricas, lo hacemos de aquellas protagonizadas por rayos, truenos y, comúnmente, con lluvias y fuertes vientos, hay que tener varios detalles en cuenta. Con tormenta eléctrica, el automóvil es un lugar seguro para protegerse de los propios rayos; aun así, el sistema eléctrico del vehículo podría verse afectado si el rayo impacta sobre este. Al aparecer las lluvias y el viento, la cosa cambia: puede haber caída de ramas de árboles, mobiliario urbano que se mueva y golpee el vehículo

Si nos pilla una fuerte lluvia conduciendo, existen riesgos de poder sufrir una pérdida de adherencia en la carretera: para evitarlo, primero deberías evitar descuidar el mantenimiento de tus neumáticos. Una presión inadecuada o un desgaste excesivo se pueden convertir en nuestro peor enemigo y podríamos sufrir aquaplaning. En estas situaciones, la DGT nos da tres consejos: reducir la velocidad, aumentar la distancia de seguridad con el coche de delante y conducir de la forma más suave posible.

Si ves una zona anegada o inundada por la lluvia, trata de evitarla: da media vuelta y busca una alternativa, ya que no sabes la profundidad del agua que puede haber en ese tramo. Se puede dar el caso de que una corriente arrastre tu coche: ahí deberás mantener la calma, llamar si puedes al 112 y disponerte a salir del habitáculo. Intenta subir al techo del vehículo, saliendo por el techo o la ventanilla, para alejarte del agua y de posibles objetos que esta arrastre.

Cómo actuar 1
Cómo actuar si tu coche se ve arrastrado por una corriente de agua generado por una lluvia torrencial. Gráfico: DGT.

En el caso de que el vehículo se empiece a inundar, trata de romper la ventanilla para salir del habitáculo (si puede ser, mejor en contra de la corriente), haciendo palanca por el hueco de la ventana con un objeto largo y punzante, o usando alguno de los martillos de emergencia para el coche que puedes comprar por muy poco dinero. Romper el parabrisas no es lo recomendable, ya que es más complicado y podría inundar más rápido el vehículo.

Si el agua ya está inundando el habitáculo y no puedes abrir la puerta, deberás esperar a que se llene por completo para que se igualen la presión exterior e interior. Sabemos que es una situación delicada, pero ese es el momento óptimo para poder abrir la puerta si no lo has conseguido antes. Los gráficos de la DGT que aquí te compartimos te pueden resultar muy útiles.

Cómo afecta la corriente a la estabilidad de un vehículo durante una lluvia torrencial. Gráfico DGT.
Cómo afecta la corriente a la estabilidad de un vehículo durante una lluvia torrencial. Gráfico: DGT.

¿Y si arrecia una lluvia de granizo?

En los casos de lluvia de granizo, nuestro vehículo puede sufrir abolladuras indeseadas en su carrocería y los cristales podrían romperse o agrietarse. Tener un seguro que cubra al menos los daños en la luna del vehículo es importante, pero en el caso de la carrocería deberemos consultar las condiciones de la póliza.

En estas situaciones, un seguro a todo riesgo es la mejor opción, pero aun así deberías revisar las condiciones y, en caso de un desastre causado por las inclemencias meteorológicas, reconocido de forma oficial, será el Consorcio de Compensación de Seguros quien se encargue de las reparaciones.

 

Archivado en:

Lluvias torrenciales, tormentas, granizo… ¿cubre el seguro los daños a los coches? ¿Cómo reclamar?

Relacionado

Lluvias torrenciales, tormentas, granizo… ¿cubre el seguro los daños a los coches? ¿Cómo reclamar?

Cómo actuar en caso de encontrarnos con una tormenta eléctrica, una riada o una inundación

Relacionado

Cómo conducir con riadas e inundaciones y qué hacer en el coche si hay tormentas eléctricas

Nuestros destacados