GM relanza Cadillac

Durante décadas, su solo nombre era el mejor sinónimo del lujo y la opulencia en la automoción. Hoy, Cadillac suena a coche grande para conductor cercano a la jubilación. General Motors quiere relanzar su marca de más prestigio.

GM relanza Cadillac
GM relanza Cadillac

Quizá el momento en que Cadillac encara la cuesta abajo fuese 1981. En ese año, Edward Kennart, responsable de la marca, decidió fabricar coches más pequeños y con un consumo más reducido. La crisis del petróleo estaba en su apogeo y los Cadillac consumían demasiado. Esa maniobra comercial fue totalmente contraproducente. Los clientes tradicionales de la casa no encajaron con los nuevos modelos: motores Diesel muy ruidosos y de gasolina muy poco fiables.
La marca, que había proporcionado coches para políticos y estrellas del espectáculo, empezó a perder clientes y, lo que es peor, prestigio.
Actualmente, la edad media del comprador de Cadillac se cifra en 62 años. Además, ha pasado de ser la marca de lujo que más vendía, a ser la quinta, detrás de los Mercedes, los BMW, los Lincoln y los Lexus. Durante 2000, vendieron 189.154 unidades, muy lejos de las 350.183 vendidas en 1978.
Según explica la agencia Bloomberg en un reportaje publicado en el diario Cinco Días, desde 1995 las ventas de coches de lujo se han incrementado en un 52 por ciento en Estados Unidos, mientras que las de Cadillac sólo lo han hecho en un 4,8 por ciento.
"General Motors ha perdido una generación de los clientes más acomodados de Estados Unidos", asegura Mark Hennesy, propietario de nueve concesionarios de la marca.
Pero GM no quiere perder más. Consciente de la necesidad de salvar su estandarte de lujo, ha puesto coto a la fuga de clientes. Tras cerrar la ya insalvable Oldsmobile, el gigante de Detroit destinará 720.000 millones de pesetas a su programa de Arte y Ciencia, encargado de relanzar el buen nombre de Cadillac.
Una fábrica nueva en Lansing, Michigan, es el primer objetivo. De esta factoría deberán salir los nuevos modelos, los encargados de devolver el esplendor perdido.
Para empezar, los Cadillac Escalade y Vizon ya han debutado con éxito en el Salón del Automóvil de Chicago. Para los próximos años, ya se trabaja en los prototipos y concept car que llevarán este legendario logotipo.