GM reduce el consumo de sus todo terrenos

Los grandes todo terreno de General Motors consumen más de lo que la empresa considera oportuno. Para reducir este gasto, los ingenieros de General Motors trabajan en dos líneas. Por un lado, producen motores híbridos que combinan electricidad y combustión interna. Por otro, anuncian el desplazamiento variable de los cilindros para 2005.

GM reduce el consumo de sus todo terrenos
GM reduce el consumo de sus todo terrenos

Reducir de una manera notable el consumo de sus pesados todo terreno. Con esta idea por bandera, los ingenieros de GM se han embarcado en el desarrollo de motores que gasten mucho menos combustible.
El primer paso en esta carrera está casi listo. Se trata de la implantación de motores híbridos, que combinan un motor tradicional de gasolina con otro eléctrico. Esta técnica, muy extendida ya por todo el mundo aunque muy poco utilizada, se prueba ya en los GMC Sierra de dos ruedas motrices. El propulsor de gasolina es un V8, mientras que el eléctrico tira de una batería de 42 voltios que se recarga en las frenadas y por el propio giro del motor principal. Otra batería convencional se encarga de alimentar los diferentes dispositivos eléctricos y electrónicos del vehículo.
El trabajo principal corresponde generalmente a la máquina de combustión, que es sustituida por la eléctrica en tramos fáciles y a baja velocidad. En principio, el ahorro de combustible se ha evaluado en un 10 por ciento.

El segundo paso que darán los ingenieros será la utilización de motores de desplazamiento variable, una técnica que denominan DOD. Consiste, simplemente, en que cuatro de los ocho cilindros del motor dejan de funcionar cuando el vehículo no requiere potencia plena.
Se utilizan para las pruebas los colosales GMC Sierra 4x4 de doble cabina, que montan motores V8 de seis litros de cilindrada. Una compleja estructura de sensores informa a la centralita electrónica de las condiciones de marcha, carga, velocidad e inclinación de la carretera. Si el cerebro informático calcula que se puede circular con el motor a medio ritmo, apaga la mitad de los cilindros. El conductor sólo se entera porque un indicador se ilumina en el tablero de mandos.

En GM han calculado que, en función de la inclinación de la carretera, se podría ir con sólo cuatro cilindros durante un 60 ó un 70 por ciento del tiempo.
Esta tecnología DOD estará disponible desde 2005 en los motores de 5.3 litros V8 que llevan los gigantescos Chevrolet TrailBlazer EXT y GMC Envoy XL. Desde 2007 se podrán ver en los modelos que lleven motores V8.