GM reanuda la producción tras un paro de 5 días para adaptarse a la demanda

La planta de General Motors España en Figueruelas (Zaragoza) ha reanudado hoy la producción tras un paro técnico de 5 días para ajustar la producción a la demanda y para comenzar a adaptar las instalaciones industriales a la nueva generación del Opel Corsa.

Este paro, que concluyó en el turno de noche de la jornada de ayer, se ha producido al término del periodo de tres semanas de vacaciones de la plantilla, más de siete mil empleados, que las comenzaron el pasado 31 de julio.

Según ha explicado a Efe el presidente del comité de empresa, Ramón Legarte, el paro se ha desarrollado con normalidad, en el marco de los acuerdos pactados con la dirección de la multinacional para ajustar la producción a la demanda.

Legarte ha destacado que aunque un paro técnico 'nunca es positivo' ya que refleja una caída de la producción, se encuentra dentro de la 'bolsa' de 25 días acordada con la empresa para este año.

Ha añadido que, hasta la fecha, la dirección de la multinacional del automóvil ha utilizado 22 de los 25 días de la referida bolsa.

Durante los cinco días de paro técnico, la empresa ha implementado al final de la línea de producción un sistema de seguimiento de la calidad de los vehículos fabricados, diseñado para el nuevo Opel Corsa aunque ya operativo.

Además, se ha comenzado a instalar un sistema de aprovisionamiento de los componentes a los vehículos en proceso de fabricación que permitirá llegar a la línea de producción los materiales a instalar previamente seleccionados.

Según el presidente del comité de empresa, este novedoso sistema evitará la acumulación de componentes en la distintas secciones de la línea de producción y facilitará el trabajo.

La decisión de llevar a cabo unas jornadas de paro técnico se debe a la caída de las previsiones de producción para Figueruelas, establecidas ahora en 375.000 vehículos para 2011, frente a los 400.000 proyectados inicialmente.