GM España no logra un convenio con los sindicatos

Tras la primera reunión mantenida ayer sobre el peliagudo Expediente de Regulación de Empleo propuesto por la dirección de General Motors España, los sindicatos ya apuntan que ven difícil alcanzar un acuerdo.

GM España no logra un convenio con los sindicatos
GM España no logra un convenio con los sindicatos

Tal como manifestó Antonio Carvajal desde la sección sindical de Comisiones Obreras en referencia al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) propuesto por General Motors España y rechazado por el comité de empresa de la multinacional, “la Dirección se ha mostrado dispuesta a seguir hablando, aunque parece muy difícil que se pueda llegar a un acuerdo".Y es que los sindicatos reconocieron ayer la dificultad de alcanzar dicho acuerdo con la Dirección de GM España tras la presentación, por parte de la compañía, del ERE. Esta medida supondría la suspensión de contratos para la mayoría de los 8.000 empleados de la fábrica de Figueruelas, Zaragoza, los días 7, 9 y 19 de diciembre.De ese modo, según Carvajal, la empresa defiende el ERE porque en noviembre se agotarán ya los 25 días de paro técnico previstos para este año y no se podrán realizar más paradas., Además, aunque estos paros han supuesto más de 20 millones de euros en salarios para la compañía, no está claro cuándo se podría trabajar para recuperar esas fechas, con lo que la Dirección ha decidido apostar por el ERE y despedir a los trabajadores por tres días.En respuesta, los sindicatos proponen ampliar los paros técnicos o buscar una solución común, lo que, en palabras de su representante, “resultaría más conveniente para ambas partes". Y concluía: “Si al final hay un ERE por tres días, habrá un rechazo más fuerte a la flexibilidad".Por otra parte, y en relación a la fabricación de la nueva generación del Meriva en la planta zaragozana de Figueruelas, que está en competencia con la de Gliwice (Polonia), el representante de CCOO señaló que “por el momento no existe una negociación sobre las condiciones laborales y retributivas". Declaraciones que ampliaba ayer mismo el secretario general de dicho sindicato en Aragón, Julián Buey, al apuntar que su sección en GM nunca ha dejado de estar abierta a negociar y adquirir compromisos de futuro sobre este hecho. “Si la empresa está por la labor, todavía es posible alcanzar un acuerdo" –subrayó.Al tiempo, Antonio Carvajal aseguraba en Figueruelas que tanto su sindicato como el de UGT tienen muy avanzado el estudio de sus respectivas ofertas; coincidirían en apoyar el modelo, la antigüedad y la flexibilidad, aunque el desacuerdo sigue latente en cuanto al condicionamiento de futuras negociaciones (hasta 2010), relativas a los salarios y al “precio" de la flexibilidad.