Francia, Gran Bretaña y España se defienden de la recesión

En estos tres grandes mercados y en Luxemburgo, el mercado de la automoción se mantiene, frente al retroceso experimentado en el resto de Europa Occidental. Las marcas japonesas han sido las más perjudicadas por la recesión.

La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), que agrupa a las principales marcas del sector, ha publicado las cifras de ventas de automóviles en Europa Occidental en el periodo que va de enero a agosto. La principal conclusión es que Francia, Reino Unido y España han gozado de un considerable aumento, algo que contrasta con el retroceso experimentado por el resto de los países.

En Francia, las ventas se han incrementado en un 6,1 por ciento. En el Reino Unido, se superaron en un 5,2 por ciento los resultados del mismo periodo del año 2000, mientras que en España se comercializaron un 2,7 por ciento más de vehículos. Luxemburgo también se sumó a la lista de países con balance positivo, aunque, en su caso, el aumento fue mínimo (1,1 por ciento).

En la otra cara de la moneda se situaron Suecia y Holanda, con una recesión de entre el 10 y el 15 por ciento, Dinamarca, con el 17, Finlandia, con el 20,3 e Irlanda, con el 28,5 por ciento. En conjunto, las ventas en la Unión Europea cayeron un 1 por ciento.

PSA, quien más vendió
Por marcas, el grupo Volkswagen vendió un 1,7 por ciento más de vehículos, Ford Motor, el 2,4, DaimlerChrysler, un 4,5, BMW, un 5,1 y a la cabeza de todas ellas, el grupo PSA, con un aumento del 8,7 por ciento.

El estudio también consigna el espectacular incremento de las ventas de Renault en julio y agosto (11 y 11,4 por ciento, respectivamente), que no le ha servido para figurar en las listas del acumulado.

Las marcas japonesas han sido las grandes perdedoras de estos últimos 8 meses. Su índice de ventas ha caído una media del 9,6 por ciento, con Mazda y Mitsubishi por encima del 20 por ciento. Entre los constructores europeos, Fiat fue la más perjudicada.