Ford y sindicatos, cerca de ratificar un convenio colectivo en EEUU

La compañía Ford está hoy más cerca de evitar la primera huelga nacional en 35 años a medida que aumenta el número de afiliados al Sindicato de Trabajadores del Automóvil, que ha aprobado el nuevo convenio colectivo en una votación que concluirá mañana, martes.

Esta madrugada, el sindicato, conocido por su sigla UAW, informó de que, cuando habían votado unos 24.000 de sus 40.600 trabajadores, la aprobación del convenio, que durará cuatro años, alcanzó el 62 por ciento.

Del rechazo inicial al convenio colectivo, que había llegado al 53 por ciento de los afiliados en las primeras de las 58 secciones de UAW en todo el país, se ha pasado a un apoyo mayoritario.

UAW ya estaba preparándose para su primera huelga de alcance nacional contra Ford desde 1978, lo que, según los analistas, podría haber costado 273 millones diarios en ingresos perdidos y 71 millones de dólares diarios en ganancias.

El contrato ofrece la creación en Estados Unidos de 12.000 puestos de trabajo, una inversión de 6.200 millones de dólares en la modernización de plantas y el retorno a EEUU de trabajos que se han llevado a México y Asia.

Tanto en las negociaciones con Ford como con General Motors y Chrysler, el presidente de UAW, Bob King, ha dado la mayor prioridad a la creación de empleos en Estados Unidos, un reclamo de los trabajadores que, además, promete un incremento en el número de afiliados a UAW.