Ford y Firestone, en contra de la mediación judicial

Tras varios meses de ataques mutuos y controversias constantes, las dos firmas enfrentadas por el asunto de los vuelcos de los Explorer se ponen de acuerdo en algo, aunque sea separada e inconscientemente. Niegan que exista base legal para que una juez controle la retirada de los 13 millones de Wilderness AT que montan varios modelos de la casa Ford, tal y como exigieron, días atrás, los abogados de las víctimas de los accidentes.

Ford y Firestone, en contra de la mediación judicial
Ford y Firestone, en contra de la mediación judicial

Las dos compañías en litigio por los accidentes de los Explorer, Ford y Bridgestone-Firestone, aconsejaron a una juez federal que no se implicase en el asunto de la llamada a revisión de 13 millones de neumáticos Wilderness AT, fabricados por la segunda de ellas.
Un consejero de Ford en Indianápolis, Randall Riggs, comentó, sin ahondar en detalles, que la compañía "ha pedido a la corte que rechace la pretensión de los querellantes".
La marca Firestone, por su parte, argumentó que no existe razón legal por la que el tribunal federal deba ponerse en contacto con los dueños de los neumáticos y explicó que tampoco hay razón para su sustitución, ya que éstos son seguros.
La petición surge tras la solicitud de los representantes legales de los accidentados en el Explorer a la juez de la Corte del Distrito Sarah Evans Barker, de Indianápolis, para que supervise la acción "con el objeto de hacerla más efectiva". Asimismo, también abogan, como último paso, por que disponga los mecanismos oportunos para retirar cuatro millones de unidades de este modelo.
En estos momentos, más de 300 demandas relacionadas con los vuelcos del Ford Explorer están siendo estudiadas por la magistrada Barker.

Los mejores vídeos