Ford une Jaguar, Land Rover y Aston Martin en Norteamérica

Ford ha decidido fortalecer su división de vehículos lujosos, el recién creado Premier Automotive Group, con la conjunción de las actividades comerciales de sus tres marcas británicas de vehículos de gama alta y de representación, Aston Martin, Land Rover y Jaguar. Con ello, pretende ser más competitivo y abarcar un amplio abanico de segmentos comerciales.

Ford ha anunciado que combinará las operaciones comerciales en Norteamérica de sus tres marcas británicas (Jaguar, Land Rover y Aston Martin) en una sola organización, con el objeto de mejorar la gama y el peso específico de sus enseñas lujosas en dicho mercado.

La nueva división, que será conocida como Aston Martin Jaguar Land Rover Norteamérica, se ocupará de las áreas de Ventas, Márketing, Desarrollo de la franquicia, Compras y Distribución de las tres firmas. Estará encabezada por Mike O'Driscoll, actualmente presidente de Jaguar Norteamérica, y su sede se ubicará en Irvine (California).

Asimismo, esta localidad será la sede de los cuarteles generales de la recién creada división Premier Automotive Group (PAG), encargada del control de todas las marcas lujosas de la compañía, incluyendo a las tres mencionadas anteriormente, más Volvo y Lincoln.

A pesar de que estas dos últimas no han sido comprendidas en la nueva firma, se rumorea que PAG está formando una nueva rama que englobaría a las cinco marcas, bajo la dirección de Vic Doolan, director ejecutivo de Márketing y Distribución en Norteamérica. Se encargaría de proveer servicios compartidos, como recursos humanos e información tecnológica, y de coordinar algunas acciones promocionales conjuntas.

Mayor competitividad
Ford ha comentado que el objetivo de esta profunda reorganización es crear una poderosa línea de producción y de distribución que les permita competir en igualdad de condiciones con los productos del resto de fabricantes de vehículos de gama alta como BMW, Mercedes y la división de Toyota, Lexus.

"Con las tres marcas británicas operando en conjunción, comenzaremos a alcanzar el punto exacto requerido para competir frente a frente con el resto de constructores punteros", comentó el propio Mike O'Driscoll. "Para tener éxito en el mercado, necesitas ser capaz de ofrecer un variado rango de vehículos", concluyó.

Los responsables del grupo decidirán en los próximos días con sus distribuidores la nueva organización. En estos momentos, en los Estados Unidos hay alrededor de 145 concesionarios Jaguar, 125 Land Rover y 15 Aston Martin.