Ford podría tener que llamar a revisión cerca de millón y medio de vehículos

Las autoridades norteamericanas han anunciado que está llevando a cabo una investigación que podría conducir a una llamada a revisión de cerca de millón y medio vehículos de Ford.

La Administración Nacional para la Seguridad en el Transporte por Carretera (NHTSA) está estudiando un posible defecto en los frenos en los modelos F-250 y F-350 de los años 1999 y 2000 y en el todo terreno Excursion de 2000, todos ellos pertenecientes a Ford.
El problema, del que se han recibido 23 quejas y dos informes de choque, consiste en la posibilidad de que al frenar el vehículo se desplace a la izquierda, con el potencial riesgo de choque.
La marca del óvalo también está pendiente de otra investigación llevada a cabo por las autoridades norteamericanas. En esta ocasión, están involucrados más de 950.000 vehículos Ford. Los modelos afectados son el Contour y el Mistique fabricados entre 1995 y 1998 (645.102 y 201.779 unidades investigadas, respectivamente) y los Cougar (109.538 unidades) realizados entre 1995 y 1999.

El defecto, en esta ocasión, radica en una serie de problemas con los dispositivos electrónicos del salpicadero. A causa de esto se han recibido 2.100 quejas, se han notificado 93 incendios y se ha informado de que ha dejado de funcionar el mecanismo que hace que descongele el parabrisas. Según los directivos del segundo fabricante mundial, "se es consciente de estas investigaciones y se está cooperando de forma total".

Los mejores vídeos