Ford piensa acabar con Mercury

El grupo automovilístico estadounidense Ford estudia la posibilidad de liquidar su marca Mercury, lo que le permitiría concentrar sus recursos en Ford como marca global y en Lincoln como marca 'premium' destinada principalmente en el mercado norteamericano.

Plan 2000E: los concesionarios cobrarán este mes
Plan 2000E: los concesionarios cobrarán este mes

La multinacional con sede en Detroit, el único de los grandes fabricantes estadounidenses que ha conseguido eludir la suspensión de pagos, ha consultado a varios concesionarios sobre la posibilidad de eliminar la marca Mercury, con el fin de adoptar una decisión tras el verano.

No obstante, la empresa no confirma este extremo. La firma del óvalo asegura que sus planes para Mercury ‘no han cambiado’, aunque admite que, como cualquier gran empresa, su gama está siempre en continua revisión, informa el diario 'The Detroit News'.

Ford ha llevado a cabo en los últimos años una estrategia orientada a la simplificación de su negocio y a la constitución del grupo como una sola empresa global, bajo los auspicios de su consejero delegado, Alan Mulally, responsable del plan ONE Ford.

Bajo estas premisas, la corporación se ha deshecho de cuatro de las marcas con que operaba: Aston Martin (vendida a un consorcio de inversores), Jaguar y Land Rover (propiedad actualmente del grupo indio Tata Motors) y Volvo (transferida este mismo año a la china Geely).

Mercury fue fundada en el año 1939 por Edsel Ford, quien pretendía posicionarla entre las marcas Ford (generalista) y Lincoln (segmento 'premium'). En 1978, las ventas de Mercury ascendieron a 621.000 unidades, pero el pasado año se limitaron a 92.300 unidades.

Los mejores vídeos