Ford no hará públicos los resultados de sus marcas de lujo

El fabricante automovilístico Ford ha anunciado que no publicará las cifras de ganancias e ingresos obtenidas por sus marcas de lujo (que representan un tercio de los beneficios de la empresa) antes de 2005.

Sin los resultados financieros de las firmas de lujo de Ford, será complicado para los analistas confirmar que la marca del óvalo está haciendo suficientes progresos para conquistar sus objetivos económicos, especialmente después de las pérdidas registradas el año pasado, que llegaron a los 5,5 billones de dólares (5.629 millones de euros, 936.000 millones de pesetas).

Allan Gilmour (en la foto), vicepresidente y jefe financiero del constructor, sabe que los expertos quieren datos, pero prefiere mantener sus cuentas lejos de las miradas de la competencia. Así, ha reafirmado su estrategia de no mostrar los resultados operativos del PAG (Premier Automotive Group), a pesar de haber afirmado que esta rama de negocio volvería a los 2 billones de dólares (2.046 millones de euros, 340.000 millones de pesetas) de beneficios antes de impuestos a mediados de la presente década. "De vez en cuando, daremos muestras de nuestros progresos", ha afirmado Gilmour.

Calcular la actuación del PAG por separado, sin tener en cuenta la marca original – Ford -, Mazda, la división financiera de la compañía y otras áreas de negocio, es muy complicado, según ha señalado el jefe financiero de la empresa. Además, "este tipo de informe", ha asegurado Gilmour, "daría a nuestra competencia una visión muy profunda de lo que ocurre en Ford. No quiero que nuestros rivales comerciales sepan dónde ganamos o perdemos dinero", ha añadido.

Los analistas no se han quedado satisfechos con esta explicación y argumentan que el anterior presidente de la marca, Jacques Nasser, prometió que los resultados de la división de lujo se harían públicos, pues esta estrategia formaba parte de su plan para liderar el mercado de este tipo de vehículos. Sin embargo, el predecesor de Gilmour, Martin Inglis, modificó este proyecto y afirmó en abril que los planes habían cambiado y que encontrarían la manera de indicar "el avance hacia los objetivos", aunque no revelarían los detalles.

Ford se acogerá a una nueva estrategia para mejorar la actuación del PAG, ya que las marcas de lujo consiguen más beneficios por cada coche vendido y son menos vulnerables a los altibajos económicos.