Ford exportará a China su marca Lincoln de automóviles de lujo personalizado

La multinacional estadounidense Ford, que acaba de comenzar a construir su cuarta ensambladora de automóviles en China, donde está llevando a cabo la mayor expansión de sus instalaciones mundiales en medio siglo, exportará también al gigante asiático su marca de coches de lujo personalizado Lincoln.

Según anunció la filial china de la compañía, con sede en Shanghái, Ford está trabajando en la creación de una red de concesionarios independiente para la marca Lincoln, para la que empezará a entablar conversaciones a finales de año, lo que hará posible que los modelos de la marca lleguen al país desde 2014.

Ford acaba de recibir el visto bueno de las autoridades chinas para tener un mayor control directo de las operaciones de sus marcas en China, que hasta ahora sólo podía gestionar a través de su empresa mixta en el país, Changan Ford Mazda Automobile (CFMA).

Según un estudio de mercado de la firma especializada LMC Automotive, Ford controla sólo el 2,5 por ciento del mercado chino de automóviles y vehículos ligeros, frente al 10 por ciento que acapara su rival estadounidense General Motors (GM).

Desde la segunda mitad de 2014 Ford intentará aumentar su posición en China con sus automóviles de lujo Lincoln, en un subsector controlado en más de un 75 por ciento del mercado por sus rivales alemanes Mercedes-Benz, Audi y BMW, según LMC.

Los futuros concesionarios chinos de Lincoln ofrecerán a los compradores del gigante asiático 'una experiencia del lujo a medida de sus necesidades específicas', asegura la compañía en un comunicado.

Ford está volcando todos sus esfuerzos en China, el mayor mercado mundial de automóviles, con más de 18 millones de ventas en 2011, y que ha sido el principal salvavidas de los gigantes automovilísticos norteamericanos desde la crisis internacional.

La compañía está llevando a cabo un plan para impulsar su capacidad de producción en el país, con su mayor expansión en 50 años, con la que espera duplicar sus ventas mundiales de 2010 hasta cerca de ocho millones de unidades al año, así como para presentar 15 nuevos modelos de marcas de Ford y 20 nuevos motores para 2015.

'Lincoln es una parte importante de nuestro plan, y su introducción en China marca el próximo paso de nuestra expansión en Asia y nuestro compromiso para servir a los clientes en el mercado del lujo', para el que la marca tiene en el país 'potencial de crecimiento', dijo el presidente ejecutivo de Ford, Alan Mulally.

La marca Lincoln, que toma su nombre del presidente estadounidense Abraham Lincoln (1809-1865), fue comprada por Ford en 1922 y desde entonces se ha concentrado en ofrecer automóviles, todoterrenos e incluso coches híbridos con un sentido del lujo personalizado.

Con su actual expansión, la inversión total de Ford en el país asiático hasta la fecha suma cerca de 4.100 millones de dólares (3.135 millones de euros), aunque desde 2014 su capacidad de producción en China rondará ya las 950.000 unidades al año, que venderá en toda la región de Asia-Pacífico y en África.

Las ventas de Ford en China aumentaron un 7 por ciento en 2011, con 519.390 unidades puestas en el mercado durante todo el año, con lo que superó por primera vez el medio millón de ventas anuales en el país asiático.

Con todo, en el primer trimestre de 2012 cayeron hasta las 121.393 unidades, por debajo de las 140.566 que registró en el mismo período de 2011.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.