Ford espera alcanzar una producción de 300.000 vehículos en Almussafes en 2014

El grupo automovilístico Ford espera alcanzar una producción de 300.000 unidades en el año 2014 en su planta valenciana de Almussafes, que este lunes ha iniciado la fabricación de la nueva generación del modelo Kuga, que se exportará desde dicha factoría a 72 países de los cinco continentes.

En concreto, los planes de Ford pasan por elevar el próximo año en 100.000 unidades la producción de Almussafes, lo que supondrá un aumento del 80 por ciento. De esta forma, gracias a la fabricación del Transit Connect la planta valenciana, que también ensambla la gama C-MAX, alcanzará 230.000 unidades en 2013.

El presidente de Ford España, José Manuel Machado, ha destacado que el inicio de la fabricación del Kuga se enmarca en la inversión de 1.112 millones de euros para Almussafes anunciada por Ford hace año y medio. De esta suma, 230 millones corresponden al Kuga, mientras que 582 millones de euros se destinarán a la fabricación del Transit Connect, que se empezará a ensamblar a mediados del próximo ejercicio.

En el acto celebrado con motivo del inicio de la producción de este modelo han estado presentes los ministros de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel Margallo, además del presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, y el secretario general de Industria, Luis Valero.

En su discurso, Machado ha explicado que de esta forma, Almussafes se convertirá 'en una referencia' para Ford en materia de fabricación de vehículos del segmento C, que es el de mayor demanda del mercado y ha apunto que el centro español ha pasado de ensamblar automóviles de tamaño menor a coches de mayor contenido y valor.

'EL NUEVO KUGA YA ES UNA REALIDAD'

'Hoy es un día muy importante para la planta de Almussafes, el nuevo Kuga ya es una realidad; un vehículo hecho en España para el mundo, que pondrá a prueba su calidad en más de 70 países de los cinco continentes. Producir en Almussafes un modelo tan importante para la marca como es el nuevo Kuga ratifica, no sólo el compromiso de Ford con España, sino la capacidad de nuestra industria para competir con los mejores', ha añadido.

Por su parte, el ministro de Industria ha felicitado tanto a la Comunitat Valenciana, por ser un ejemplo del potencial industrial de España, como a Ford, por el éxito que ha obtenido durante los 35 años de historia en el país. Asimismo, ha defendido la toma de medidas que fomenten la política industrial en el territorio nacional.

Soria ha recordado que en el seno del Gobierno están llevando a cabo medidas para mejorar la situación del sector del automóvil, como ha sido el Plan PIVE, que busca reanimar las ventas de vehículos en un momento complicado, así como sacar de la circulación coches más contaminantes y menores seguros, todo ello con un saldo positivo para las arcas del Estado.

De su lado, José Manuel García Margallo ha resaltado que una de sus labores al frente del Ministerio es recuperar la confianza de España a la hora de atraer inversores, así como para exportar productos a otros países y favorecer la conquista de nuevos mercados, todo lo que se concentra en el término marca España. Así, ha afirmado que la producción en Valencia de un coche que se venderá en 72 países es un ejemplo de esta estrategia.

'Ford ha tenido la inteligencia de anticiparse a los demás, pero estoy convencido de que hará de embajador de la marca España en todo el mundo', ha añadido. Por su parte, el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, ha asegurado que las inversiones comprometidas con Ford en Almussafes ponen de manifiesto el compromiso de la empresa con la Comunitat Valenciana, donde más de 12.000 personas trabajan en empresas relacionadas con el sector del automóvil.