Ford desarrolla un simulador para medir las distracciones al volante

La compañía automovilística Ford ha ideado un simulador para estudiar si los conductores pueden verse distraídos por los teléfonos móviles y otros dispositivos en el coche.

El problema de las distracciones es una gran preocupación en la actualidad para una industria en la que empieza a primar la venta de accesos a Internet y servicios similares.
Ford ha indicado que se va a gastar 10 millones de dólares (1.740 millones de pesetas) en el desarrollo y la fabricación del simulador, denominado VIRTTEX. Este aparato pretende medir las reacciones los conductores que interactúan con teléfonos móviles, servicios de Internet y otros dispositivos mientras circulan.
"Lo que debemos averiguar es qué nivel de distracción es aceptable", ha señalado la vicepresidenta de Ford para asuntos de seguridad, Helen Petrauskas, "estamos acostumbrados a escuchar la radio o hablar con otros pasajeros mientras conducimos, ¿pero cómo nos afecta la nueva tecnología?". Según las estadísticas federales, la distracción del conductor supuso el 10 por ciento de las muertes en los accidentes de 1999.
El año pasado 27 estados norteamericanos revisaron su legislación al respecto del uso del teléfono móvil mientras que se conduce. Así, en estos momentos se obliga a las personas que estén al volante a usar dispositivos de manos libres.
Al mismo tiempo, los fabricantes de coches están apostando por añadir servicios telemáticos controlados por la voz. Los expertos señalan que el dinero que mueven crecerá de 4.200 millones a 47.200 millones de dólares para el año 2010. En la actualidad, hay cerca de un millón de vehículos en los Estados Unidos equipados con aplicaciones telemáticas, la mayoría de ellos pertenecientes a General Motors.

Los mejores vídeos