Ford deja de fabricar el Fiesta en Valencia para producir los nuevos Kuga y Transit Connect

El fabricante de automóviles Ford ha dejado de fabricar el modelo Fiesta en su factoría de Almussafes (Valencia), para centrarse en la preparación de la producción de la nueva generación del Kuga y, más adelante, del Transit Connect, según ha informado en un comunicado la compañía, que resalta que ambos modelos se montan en exclusiva para toda Europa en esta planta.

La firma del óvalo ha indicado que la asignación de estos dos nuevos modelos sirve para especializar a la planta de Almussafes en vehículos del segmento C y apunta que esta reagrupación estratégica permitirá 'grandes sinergias' en lo que se refiere a componentes y proveedores, además de una menor complejidad.

Ford ha señalado que el Kuga será el primer modelo en salir a la venta, en otoño, y ha resaltado que es un vehículo global 'muy relevante para la compañía'. En la actualidad, la instalación valenciana se encuentra en fase de pre producción de este coche, hasta que se inicie la producción después del verano.

La corporación automovilística ha recordado que también fabrica en España, en exclusiva para toda Europa, el C-Max y el motor 2.0 L EcoBoost, y ha apuntado que, una vez se inicie la fabricación del Kuga, del Transit Connect y del C-Max, esperará a la recuperación del mercado para reabrir el tercer turno y ampliar su plantilla en el centro.

La compañía ha subrayado que la factoría de Ford en Colonia (Alemania) fabrica el modelo Fiesta desde 1979 y se quedará como la instalación que montará en exclusiva este automóvil, que se mantiene como el coche compacto más vendido en Europa.

La multinacional estadounidense ha apuntado que la llegada del Kuga y del Transit Connect supone la captación de la mayor inversión de la empresa en toda su historia en España y la mayor inyección industrial realizada en España en las últimas décadas.

INVERSIONES

El pasado año, la corporación anunció una inversión de 812 millones de euros en Valencia. De este total, 230 millones de euros se destinarían a producir el nuevo Kuga, mientras que 582 millones de euros irían a parar al Transit Connect.

Este montante económico junto con los 300 millones de euros comprometidos entre 2009 y 2012 sitúan la inversión de la compañía automovilística en esta factoría en 1.112 millones de euros.