Ford concede 60.000 millones a Almussafes

Ya es oficial la nueva inversión para Almussafes. El presidente de Ford Europa, David Thrusfield, ha anunciado que la planta valenciana recibirá 300 millones de dólares (casi 60.000 millones de pesetas) para la producción del nuevo Fiesta. Aunque la planta de Colonia ha sido más beneficiada por el fabricante norteamericano, la nueva inyección económica permitirá crear en la zona más de mil puestos de trabajo para las industrias de componentes.

Los trabajadores de Almussafes piden la mediación de la Generalitat Valenciana
Los trabajadores de Almussafes piden la mediación de la Generalitat Valenciana

A partir de abril de 2002, la planta de Almussafes comenzará a montar el nuevo Fiesta. Ford concederá 300 millones de dólares para poner a punto la factoría valenciana antes de esta fecha.

El objetivo es conseguir que Almussafes se convierta en una factoría flexible, capaz de montar varios modelos, por lo que, en los dos próximos meses, se ampliará la nave de carrocería y se introducirá nueva maquinaria, con la incorporación de 450 robots. De momento, esta planta fabrica el Ka y el Focus, a los que pronto se sumarán el nuevo Fiesta y un nuevo Mazda perteneciente al segmento B.

Esta inyección económica no supondrá la creación de nuevos contratos, pero permitirá que 950 trabajadores, que actualmente trabajan en los motores HCS y terminan su producción dentro de un año, conserven su puesto y pasen al tercer turno de la fábrica.

Más suerte correrá el sector de los proveedores, cuyo parque ya se ha ampliado unos 60.000 metros cuadrados para acoger a 20 nuevas empresas. Gracias a la concesión del nuevo Fiesta, estas fábricas ubicadas al lado de la planta valenciana de Ford podrán dar empleo a más de mil trabajadores.

Una de cal, otra de arena
No todo fueron buenas noticias para Almussafes, ya que ayer el presidente de Ford Europa también criticó las negociaciones del plan colectivo de la fábrica valenciana. David Thrusfield afirmó que los tira y afloja entre la dirección y los sindicatos son "una forma muy inmadura de resolver los problemas".

Thrusfield anunció nuevos recortes en todas las plantas de Ford en Europa para ahorrar cerca de 333.000 millones de pesetas antes de 2007. Durante el primer trimestre del año, según sus cálculos, Ford Europa ha conseguido beneficios y espera obtener los mismos resultados en este segundo trimestre.

Gracias al cierre de fábricas en Polonia, Bielorrusia y Halewood, la compañía ha conseguido superar las pérdidas cosechadas durante el año pasado, que superaron los 250.000 millones de pesetas.

Entre los nuevos cambios, Ford Europa también pretende fomentar la producción bajo pedido y, mediante la conexión vía Internet entre concesionarios y fábricas, espera que, antes de 2004, el 80 por ciento de sus modelos se fabriquen bajo este sistema.