Fomento quiere que la M-40 tenga seis carriles en cada sentido

La M-40 se ha quedado pequeña para absorber el aumento de tráfico que se está produciendo en Madrid. Ante esta situación, el Ministerio de Fomento ha realizado un estudio en el que asegura que incrementar a seis el número de carriles de la vía en cada sentido mejoraría la circulación en la capital de España.

El Ministerio de Fomento ha hecho público un estudio en el que afirma que la M-40, la gran vía de circunvalación de Madrid, no podrá absorber el incremento de tráfico que se avecina en los próximos años por la zona noroeste de la comunidad. Para evitar el problema, el propio organismo gubernamental considera que la mejor solución sería la ampliación a seis del número de carriles en cada sentido de la vía.

De ser aprobado, el estudio supondría una modificación sustancial del trazado de la M-40 en algunas zonas, sobre todo en el tramo que une Pozuelo con los nuevos barrios madrileños de Sanchinarro, Montecarmelo, Arroyo del fresno y Las Tablas.

La publicación de este nuevo estudio no ha dejado de sorprender, ya que hace tan sólo dos semanas, ante la decisión del Ayuntamiento de Madrid de construir 45.000 nuevas viviendas en los nuevos barrios, Fomento decidió incrementar a cuatro el número de carriles en cada sentido de la M-40 en su tramo oeste. Pero este incremento parece que se antoja ahora insuficiente, de ahí el interés por modificar el trazado de la M-40.

Además, el estudio señala también la necesidad de abrir dos nuevos túneles bajo el monte de El Pardo, que permitan la circulación fluida y sin atascos por la zona.

Sin embargo, ya han empezado a surgir problemas ante la posibilidad de llevar a cabo el proyecto. Las futuras construcciones de viviendas estarán muy cerca de la M-40, por lo que habría que ampliar el trazado de la vía por zonas no urbanizadas. Otro conflicto se plantearía en el tramo de Valdemarín, donde la autovía va encajonada entre grandes muros de contención. La única solución sería que los nuevos carriles se construyeran en paralelo a la N-VI, dirección Madrid, hasta conectar con la M-30.

El nuevo proyecto, que se encuentra en período de información pública, ha sido enviado ya a todas las administraciones implicadas en la ampliación de la M-40. Fomento está convencido de la necesidad de la obra y asegura que "no actuar en esta zona, al igual que en la práctica totalidad de la M-40, no sería viable".