Fomento prolongará la R-3

La reunión entre la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha llevado a buen puerto varios acuerdos: algunas vías cambiarán de manos y los madrileños tendrán nuevas carreteras.

En un encuentro que ambas calificaron como “muy cordial", la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, alcanzaron varios acuerdos el pasado viernes. El primero de ellos afecta al aeropuerto de Barajas: aunque el Gobierno regional será el encargado de llevar el Metro hasta la nueva terminal (T4), Fomento asumirá la realización de dos autopistas (una libre de peaje y otra de pago) en esta zona, según explica el diario “La Razón".También será el gabinete dirigido por Álvarez el responsable de la prolongación de la R-3. Esta vía de peaje llega hasta el municipio de Perales de Tajuña (Madrid), pero los atascos vividos en el Puente de Mayo aconsejan la realización de 42 kilómetros más. Cuando estén finalizados, la alternativa a la carretera de Valencia desembocará en Tarancón (Cuenca).De momento, no hay nada decidido sobre la creación de la R-1, que mitigaría los embotellamientos en la carretera de Burgos. Eso sí, se ha alcanzado un compromiso sobre la formación de un equipo de trabajo integrado por representantes de ambas administraciones. Al parecer, hay discrepancias en los estudios que manejan Fomento y la Comunidad: el informe de Aguirre registra más usuarios en esta vía que el de Álvarez. La presidenta de la Comunidad ha anunciado que intentará convencer a Fomento de la “absoluta necesidad" de llevar a cabo esta radial, mientras que Álvarez se ha comprometido a “dar prioridad de estudio" al proyecto.La M-40 cambiará de manos: a partir de ahora, la Comunidad de Madrid gestionará esta vía de circunvalación.Asimismo, Fomento ha acordado realizar la M-100, una carretera de circunvalación que distribuirá el tráfico que no llegue necesariamente a Madrid.El posible desdoblamiento de un nuevo tramo de la M-501, la “carretera de los Pantanos", ha vuelto a generar polémica. Varios miembros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han anunciado que Esperanza Aguirre hace “demagogia pura" al justificar con la siniestralidad la especulación que se esconde tras el desdoblamiento de esta vía. “Para evitar accidentes se arreglan los puntos negros, no se realizan más carriles para ir más rápido", argumenta Fernando Valladares, co-director de un informe que señala el negativo impacto ambiental de estas obras.

Por su parte, Ecologistas en Acción ha anunciado que denunciará al Gobierno de Madrid ante la Comunidad Europea si se lleva a cabo el desdoblamiento entre Brunete y Chapinería. Estos trabajos supondrían un grave incumplimiento de las directivas comunitarias sobre aves y hábitats. Según un informe del Ayuntamiento de Madrid, el socavón que se produjo el pasado jueves en la M-30 estuvo provocado por una fuga de agua. Entre 1.500 y 2.000 personas se manifestaron el viernes contra las obras de reforma de esta circunvalación.