Fin de la huelga de transportes en Francia

Las reivindicaciones de los transportistas franceses han sido aceptadas por el Ministerio de Transportes galo.

Las negociaciones se han dado por finalizadas en la madrugada del miércoles tras seis horas de reunión. Los transportistas franceses presentaban reivindicaciones en dos direcciones: contra la ley de 35 horas de trabajo y contra la subida del precio del gasóleo. El ministro francés de Transportes, Jean-Claude Gayssot, ha llegado a un acuerdo con las empresas transportistas galas en estos dos principales puntos conflictivos. Con la liberación del transporte de mercancías, transportistas de algunos países europeos podían trabajar en Francia 60 horas semanales, con lo que los camioneros franceses perdían clientes al no poder, por ley, trabajar más de 35 horas. En cuanto al precio del gasóleo, que ha aumentado un 31 por ciento a lo largo de 1999, también se ha llegado a un acuerdo, aunque ayer mismo subió 0,01 euros (1,67 pesetas) por litro. Durante los dos días que ha durado la huelga, en principio estaba prevista de manera indefinida, han quedado casi bloqueadas las fronteras de todos los países limítrofes con Francia: España, Italia, Bélgica y Alemania.

Los mejores vídeos