Fiesta de cifras en Ford

La factoría de Ford en Almussafes (Valencia) ensambla a partir de esta semana 2.520 unidades diarias repartidas entre los modelos Focus, Ka y Fiesta.

Las ventas de Ford en España se incrementarán durante este año en un 10 por ciento. Al menos, eso es lo que han afirmado los representantes de la marca en nuestro país, tras la presentación del primer Ford Fiesta de quinta generación ensamblado en Almussafes (Valencia).

La producción del nuevo vehículo de la firma comenzó ayer mismo, 29 de abril, en la planta de producción valenciana. Hasta este momento, se habían ensamblado cerca de un centenar de vehículos de este modelo, lo que ha servido como ensayo previo a la producción en serie para el público en general, que ya ha empezado.

Durante este evento, el consejero delegado de Ford España, José Manuel Machado, ha asegurado que las ventas en nuestro país de esta marca se incrementarán muy probablemente durante este año y que llegarán a las 150.000 unidades. El pasado año, Ford vendió en nuestro país un total de 122.575 vehículos entre enero y diciembre.

La clave del aumento de las ventas es el capital humano con el que cuenta la factoría de Almussafes: 7.100 personas que permitirán mantenerse a la factoría "en el camino de la competitividad", en palabras de Antonio Adés, director de Fabricación esta planta.

Según Machado, esta nueva generación de vehículos está destinada a un público joven, entre los 18 y los 35 años. El Fiesta ofrece "una nueva estética y un diseño atractivo" basado en la seguridad, el espacio, la calidad de conducción, el estilo, un bajo consumo y unos precios competitivos.

La factoría ensambla al día 1.620 unidades de los modelos Ka y Focus, a partir de ahora se unirán las 900 unidades más que fabricará del modelo Fiesta. Esta planta genera 7.100 empleos indirectos en Valencia.