Fiat vuelve a los beneficios gracias a GM

Fiat mejora sus resultados. Los 750 millones con los que GM ha indemnizado al grupo italiano por anular su opción de venta le han permitido obtener beneficios por primera vez en tres años. Su futuro, sin embargo, sigue incierto, ya que en septiembre podría caer en manos de los bancos acreedores.

Fiat invertirá 12 millones de euros en su red española
Fiat invertirá 12 millones de euros en su red española

El consejo de administración de Fiat, presidido por su máximo responsable –Luca Cordero di Montezemolo-, aprobó en la tarde de ayer los resultados del primer trimestre de año, los primeros positivos desde 2002. En total, el grupo ha obtenido 293 millones de euros de beneficios, gracias, sobre todo, a los 750 millones obtenidos de ingreso extraordinario por su ruptura con General Motors, el primer fabricante de automóviles del planeta.Más allá de la incidencia contable de la mitad de la indemnización ya abonada por GM, las cifras indican la mejoría de Fiat. Su sector automovilístico, el más sensible de todos, ha registrado una nueva reducción de pérdidas, que –gracias fundamentalmente a su buena marcha en el mercado brasileño- ha pasado de 146 a 129 millones de euros en el último año.Con estos resultados, el consejo de administración de Fiat ha confirmado su intención de terminar el año en beneficios. “Se confirma para 2005 el objetivo de seguir por el camino del saneamiento y conseguir una ulterior mejora de los resultados de la gestión ordinaria con el aporte de componentes atípicos", ha subrayado el consejero delegado, Sergio Marchionne.Este optimismo, sin embargo, no oculta todavía el clima de incertidumbre que planea sobre el futuro del grupo italiano. Su facturación, por ejemplo, ha caído un 2,4 por ciento durante este primer trimestre, mientras que los ingresos netos se han reducido de poco más de 11.000 millones de euros a 10.700.Asimismo, la deuda neta de Fiat se ha incrementado en 600 millones de euros respecto a diciembre de 2004, ascendiendo actualmente hasta los 25.900 millones de euros. Todo ello ha provocado que la casa de Turín haya cedido en la Bolsa de Milán un 5,3 por ciento, un movimiento que los analistas achacan a la alta volatilidad del título, que había rebotado con fuerza en la última semana.No obstante, las mayores dificultades llegarán para Fiat a partir de septiembre. Ese mes, la empresa podría acabar en manos de sus bancos acreedores, al vencer un préstamo convertible en acciones.En este sentido, las entidades financieras han ratificado ya la vigencia del acuerdo para convertir el crédito de 3.000 millones de euros en acciones de la automovilística. En caso de que así fuera, Intesa, Capitalia, San Paolo y Unicredito se convertirían en los principales accionistas del grupo, con un 27 por ciento del capital. Los fundadores de Fiat, la familia Agnelli, reducirían su participación hasta el 22 por ciento.