Fiat Grande Punto

Ya está a la venta el nuevo modelo de Fiat, a partir de 10.400 euros, en dos carrocerías y seis mecánicas diferentes: dos de gasolina y cuatro Diesel. La gama de potencias arranca en 65 CV y llega hasta los 130, aunque está prevista una variante de 180 CV gasolina para mediados de 2006.

Fiat Grande Punto
Fiat Grande Punto

De momento se ofrecen seis mecánicas para el Grande Punto (dos de gasolina y cuatro Diesel), aunque están previstas, para mediados de 2006, una nueva motorización turbo de gasolina y 180 CV, así como un 1.9 Multijet 16v y 150 CV de potencia.La primera, de acceso a la gama y sólo disponible en carrocería de tres puertas, es la 1.2 Fire, con 8 válvulas y 65 CV, que ha recibido ligeras modificaciones en los conductos de admisión y escape y en la cámara de combustión. Anuncia una velocidad máxima de 155 km/h y un consumo medio de 6,1 litros/100 km.El segundo motor de gasolina es el nuevo 1.4 de 8 válvulas y 77 CV. Su velocidad máxima oficial es de 165 km/h y tarda 13,2 segundos de 0 a 100 km/h. Puede estar asociada a los acabados Active y Dynamic en carrocerías de tres y cinco puertas.En Diesel hay disponible una mayor variedad de mecánicas Multijet, de 1,3 y 1,9 litros de capacidad, con potencias de 75 ó 90 CV para el 1.3 y de 120 ó 130 para el de mayor cilindrada.La primera de ellas es el motor 1.3 16 válvulas Multijet de 75 CV, una evolución del conocido de 70 CV que montan diversos modelos de Fiat, Suzuki y Opel. Dispone de un turbocompresor convencional y anuncia un par de 19 mkg a un régimen de 1.750 rpm.La segunda versión, que se estrena en este modelo, dispone de esta misma base mecánica, pero complementada con un turbocompresor de geometría variable y con una caja de cambios de seis velocidades. En este caso, la potencia asciende hasta los 90 CV y el par máximo aumenta a 20,4 mkg, también a 1.750 rpm. Oficialmente anuncia menores consumos que la versión de 75 CV (0,1 litros/100 km) en los ciclos extraurbano y mixto e inferiores emisiones de escape. Logra el 0 a 100 km/h en 11,9 segundos y su velocidad máxima es de 175 km/h, según los datos oficiales.En cuanto al 1.9 Multijet, se ofrece con variantes de de 120 y 130 CV, ambos con culata de 8 válvulas, turbo de geometría variable y sistema common rail. La diferencia mecánica se encuentra en la gestión electrónica, ya que los dos ofrecen la misma cifra de par, 28,5 mkg a 2.000 rpm y caja de seis velocidades. En este caso, la versión menos potente ofrece unas cifras de consumo ligeramente inferiores a las anunciadas por la de 130 CV.Fiat ha escalonado los niveles de terminación en cuatro grupos, denominados Active, Dinamic, Emotion y Sport, en función del equipamiento y la mecánica.El más accesible, denominado Active, cuenta de serie con ABS, airbags frontales y de ventana, dos reposacabezas traseros, dirección Dualdrive, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando a distancia, asiento del conductor regulable en altura, retrovisores exteriores eléctricos y llantas de 15 pulgadas. El Dynamic añade al anterior el asiento posterior partido, volante regulable en altura y profundidad, retrovisores exteriores pintados en color de la carrocería, radio CD con mandos en el volante, airbags laterales y faros antiniebla delanteros. Asociado a las versiones de 90 CV se incluyen neumáticos 185/65 y caja de cambios de seis velocidades. El acabado Emotion suma sobre el anterior climatizador automático bizona, llantas de aleación de 15 pulgadas con neumáticos 185/65, volante y pomo del cambio en piel, asiento con regulación lumbar eléctrica y reposabrazos delantero. El ESP forma parte del equipamiento de serie a partir del 1.9 MJT de 120 CV.La versión más deportiva, denominada Sport, sólo disponible con carrocería de tres puertas y motor MJT de 130 CV cuenta con faldones, spoiler, llantas de 17 pulgadas con neumáticos 205/45, escape cromado, relojes con fondo blanco, etc. Durante nuestra breve toma de contacto, sólo tuvimos la oportunidad de conducir la versión 1.3 MJT de 90 CV, un motor que se muestra algo torpe en la zona más baja del cuentarrevoluciones y voluntarioso en la zona media. No obstante, nos ha parecido que el problema de mayor empuje se encuentra en la elección de los desarrollos del cambio, muy largo en quinta y largísimo en sexta. Tanto, que el empleo de la última velocidad se limita a tramos muy llanos o bajadas, pues el motor no termina de encontrarse a gusto con la envergadura de la carrocería y el desarrollo tan largo. La escasa cilindrada se nota claramente y de ahí su carácter puntiagudo, ya que potencia sí hay, pero hay que sacarla a base de jugar con el cambio y no perder el horizonte de las 3.000 rpm, que es donde mejor se muestra el motor.En lo que se refiere al apartado dinámico sí hay una notable mejora respecto al anterior Punto. Se mantiene la característica de la dirección asistida eléctrica con dos niveles de ayuda (normal o city) y, aunque no llega a ofrecer el tacto y la precisión de una hidráulica, permite tener bastante conocimiento de lo que ocurre bajo las ruedas delanteras.También frenos y suspensiones parecen cumplir correctamente con su cometido, los primeros, con bastante sensibilidad y mordiente en el primer tramo del pedal, y las segundas, con un razonable compromiso entre la comodidad para los ocupantes y la eficacia dinámica.No obstante, esperamos contar en breve con una unidad de pruebas para poder ofreceros datos más concretos y precisos sobre este nuevo modelo que, en general, nos ha parecido muy interesante y competitivo.De momento se ofrecen seis mecánicas para el Grande Punto (dos de gasolina y cuatro Diesel), aunque están previstas, para mediados de 2006, una nueva motorización turbo de gasolina y 180 CV, así como un 1.9 Multijet 16v y 150 CV de potencia.La primera, de acceso a la gama y sólo disponible en carrocería de tres puertas, es la 1.2 Fire, con 8 válvulas y 65 CV, que ha recibido ligeras modificaciones en los conductos de admisión y escape y en la cámara de combustión. Anuncia una velocidad máxima de 155 km/h y un consumo medio de 6,1 litros/100 km.El segundo motor de gasolina es el nuevo 1.4 de 8 válvulas y 77 CV. Su velocidad máxima oficial es de 165 km/h y tarda 13,2 segundos de 0 a 100 km/h. Puede estar asociada a los acabados Active y Dynamic en carrocerías de tres y cinco puertas.En Diesel hay disponible una mayor variedad de mecánicas Multijet, de 1,3 y 1,9 litros de capacidad, con potencias de 75 ó 90 CV para el 1.3 y de 120 ó 130 para el de mayor cilindrada.La primera de ellas es el motor 1.3 16 válvulas Multijet de 75 CV, una evolución del conocido de 70 CV que montan diversos modelos de Fiat, Suzuki y Opel. Dispone de un turbocompresor convencional y anuncia un par de 19 mkg a un régimen de 1.750 rpm.La segunda versión, que se estrena en este modelo, dispone de esta misma base mecánica, pero complementada con un turbocompresor de geometría variable y con una caja de cambios de seis velocidades. En este caso, la potencia asciende hasta los 90 CV y el par máximo aumenta a 20,4 mkg, también a 1.750 rpm. Oficialmente anuncia menores consumos que la versión de 75 CV (0,1 litros/100 km) en los ciclos extraurbano y mixto e inferiores emisiones de escape. Logra el 0 a 100 km/h en 11,9 segundos y su velocidad máxima es de 175 km/h, según los datos oficiales.En cuanto al 1.9 Multijet, se ofrece con variantes de de 120 y 130 CV, ambos con culata de 8 válvulas, turbo de geometría variable y sistema common rail. La diferencia mecánica se encuentra en la gestión electrónica, ya que los dos ofrecen la misma cifra de par, 28,5 mkg a 2.000 rpm y caja de seis velocidades. En este caso, la versión menos potente ofrece unas cifras de consumo ligeramente inferiores a las anunciadas por la de 130 CV.Fiat ha escalonado los niveles de terminación en cuatro grupos, denominados Active, Dinamic, Emotion y Sport, en función del equipamiento y la mecánica.El más accesible, denominado Active, cuenta de serie con ABS, airbags frontales y de ventana, dos reposacabezas traseros, dirección Dualdrive, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando a distancia, asiento del conductor regulable en altura, retrovisores exteriores eléctricos y llantas de 15 pulgadas. El Dynamic añade al anterior el asiento posterior partido, volante regulable en altura y profundidad, retrovisores exteriores pintados en color de la carrocería, radio CD con mandos en el volante, airbags laterales y faros antiniebla delanteros. Asociado a las versiones de 90 CV se incluyen neumáticos 185/65 y caja de cambios de seis velocidades. El acabado Emotion suma sobre el anterior climatizador automático bizona, llantas de aleación de 15 pulgadas con neumáticos 185/65, volante y pomo del cambio en piel, asiento con regulación lumbar eléctrica y reposabrazos delantero. El ESP forma parte del equipamiento de serie a partir del 1.9 MJT de 120 CV.La versión más deportiva, denominada Sport, sólo disponible con carrocería de tres puertas y motor MJT de 130 CV cuenta con faldones, spoiler, llantas de 17 pulgadas con neumáticos 205/45, escape cromado, relojes con fondo blanco, etc. Durante nuestra breve toma de contacto, sólo tuvimos la oportunidad de conducir la versión 1.3 MJT de 90 CV, un motor que se muestra algo torpe en la zona más baja del cuentarrevoluciones y voluntarioso en la zona media. No obstante, nos ha parecido que el problema de mayor empuje se encuentra en la elección de los desarrollos del cambio, muy largo en quinta y largísimo en sexta. Tanto, que el empleo de la última velocidad se limita a tramos muy llanos o bajadas, pues el motor no termina de encontrarse a gusto con la envergadura de la carrocería y el desarrollo tan largo. La escasa cilindrada se nota claramente y de ahí su carácter puntiagudo, ya que potencia sí hay, pero hay que sacarla a base de jugar con el cambio y no perder el horizonte de las 3.000 rpm, que es donde mejor se muestra el motor.En lo que se refiere al apartado dinámico sí hay una notable mejora respecto al anterior Punto. Se mantiene la característica de la dirección asistida eléctrica con dos niveles de ayuda (normal o city) y, aunque no llega a ofrecer el tacto y la precisión de una hidráulica, permite tener bastante conocimiento de lo que ocurre bajo las ruedas delanteras.También frenos y suspensiones parecen cumplir correctamente con su cometido, los primeros, con bastante sensibilidad y mordiente en el primer tramo del pedal, y las segundas, con un razonable compromiso entre la comodidad para los ocupantes y la eficacia dinámica.No obstante, esperamos contar en breve con una unidad de pruebas para poder ofreceros datos más concretos y precisos sobre este nuevo modelo que, en general, nos ha parecido muy interesante y competitivo.De momento se ofrecen seis mecánicas para el Grande Punto (dos de gasolina y cuatro Diesel), aunque están previstas, para mediados de 2006, una nueva motorización turbo de gasolina y 180 CV, así como un 1.9 Multijet 16v y 150 CV de potencia.La primera, de acceso a la gama y sólo disponible en carrocería de tres puertas, es la 1.2 Fire, con 8 válvulas y 65 CV, que ha recibido ligeras modificaciones en los conductos de admisión y escape y en la cámara de combustión. Anuncia una velocidad máxima de 155 km/h y un consumo medio de 6,1 litros/100 km.El segundo motor de gasolina es el nuevo 1.4 de 8 válvulas y 77 CV. Su velocidad máxima oficial es de 165 km/h y tarda 13,2 segundos de 0 a 100 km/h. Puede estar asociada a los acabados Active y Dynamic en carrocerías de tres y cinco puertas.En Diesel hay disponible una mayor variedad de mecánicas Multijet, de 1,3 y 1,9 litros de capacidad, con potencias de 75 ó 90 CV para el 1.3 y de 120 ó 130 para el de mayor cilindrada.La primera de ellas es el motor 1.3 16 válvulas Multijet de 75 CV, una evolución del conocido de 70 CV que montan diversos modelos de Fiat, Suzuki y Opel. Dispone de un turbocompresor convencional y anuncia un par de 19 mkg a un régimen de 1.750 rpm.La segunda versión, que se estrena en este modelo, dispone de esta misma base mecánica, pero complementada con un turbocompresor de geometría variable y con una caja de cambios de seis velocidades. En este caso, la potencia asciende hasta los 90 CV y el par máximo aumenta a 20,4 mkg, también a 1.750 rpm. Oficialmente anuncia menores consumos que la versión de 75 CV (0,1 litros/100 km) en los ciclos extraurbano y mixto e inferiores emisiones de escape. Logra el 0 a 100 km/h en 11,9 segundos y su velocidad máxima es de 175 km/h, según los datos oficiales.En cuanto al 1.9 Multijet, se ofrece con variantes de de 120 y 130 CV, ambos con culata de 8 válvulas, turbo de geometría variable y sistema common rail. La diferencia mecánica se encuentra en la gestión electrónica, ya que los dos ofrecen la misma cifra de par, 28,5 mkg a 2.000 rpm y caja de seis velocidades. En este caso, la versión menos potente ofrece unas cifras de consumo ligeramente inferiores a las anunciadas por la de 130 CV.Fiat ha escalonado los niveles de terminación en cuatro grupos, denominados Active, Dinamic, Emotion y Sport, en función del equipamiento y la mecánica.El más accesible, denominado Active, cuenta de serie con ABS, airbags frontales y de ventana, dos reposacabezas traseros, dirección Dualdrive, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando a distancia, asiento del conductor regulable en altura, retrovisores exteriores eléctricos y llantas de 15 pulgadas. El Dynamic añade al anterior el asiento posterior partido, volante regulable en altura y profundidad, retrovisores exteriores pintados en color de la carrocería, radio CD con mandos en el volante, airbags laterales y faros antiniebla delanteros. Asociado a las versiones de 90 CV se incluyen neumáticos 185/65 y caja de cambios de seis velocidades. El acabado Emotion suma sobre el anterior climatizador automático bizona, llantas de aleación de 15 pulgadas con neumáticos 185/65, volante y pomo del cambio en piel, asiento con regulación lumbar eléctrica y reposabrazos delantero. El ESP forma parte del equipamiento de serie a partir del 1.9 MJT de 120 CV.La versión más deportiva, denominada Sport, sólo disponible con carrocería de tres puertas y motor MJT de 130 CV cuenta con faldones, spoiler, llantas de 17 pulgadas con neumáticos 205/45, escape cromado, relojes con fondo blanco, etc. Durante nuestra breve toma de contacto, sólo tuvimos la oportunidad de conducir la versión 1.3 MJT de 90 CV, un motor que se muestra algo torpe en la zona más baja del cuentarrevoluciones y voluntarioso en la zona media. No obstante, nos ha parecido que el problema de mayor empuje se encuentra en la elección de los desarrollos del cambio, muy largo en quinta y largísimo en sexta. Tanto, que el empleo de la última velocidad se limita a tramos muy llanos o bajadas, pues el motor no termina de encontrarse a gusto con la envergadura de la carrocería y el desarrollo tan largo. La escasa cilindrada se nota claramente y de ahí su carácter puntiagudo, ya que potencia sí hay, pero hay que sacarla a base de jugar con el cambio y no perder el horizonte de las 3.000 rpm, que es donde mejor se muestra el motor.En lo que se refiere al apartado dinámico sí hay una notable mejora respecto al anterior Punto. Se mantiene la característica de la dirección asistida eléctrica con dos niveles de ayuda (normal o city) y, aunque no llega a ofrecer el tacto y la precisión de una hidráulica, permite tener bastante conocimiento de lo que ocurre bajo las ruedas delanteras.También frenos y suspensiones parecen cumplir correctamente con su cometido, los primeros, con bastante sensibilidad y mordiente en el primer tramo del pedal, y las segundas, con un razonable compromiso entre la comodidad para los ocupantes y la eficacia dinámica.No obstante, esperamos contar en breve con una unidad de pruebas para poder ofreceros datos más concretos y precisos sobre este nuevo modelo que, en general, nos ha parecido muy interesante y competitivo.De momento se ofrecen seis mecánicas para el Grande Punto (dos de gasolina y cuatro Diesel), aunque están previstas, para mediados de 2006, una nueva motorización turbo de gasolina y 180 CV, así como un 1.9 Multijet 16v y 150 CV de potencia.La primera, de acceso a la gama y sólo disponible en carrocería de tres puertas, es la 1.2 Fire, con 8 válvulas y 65 CV, que ha recibido ligeras modificaciones en los conductos de admisión y escape y en la cámara de combustión. Anuncia una velocidad máxima de 155 km/h y un consumo medio de 6,1 litros/100 km.El segundo motor de gasolina es el nuevo 1.4 de 8 válvulas y 77 CV. Su velocidad máxima oficial es de 165 km/h y tarda 13,2 segundos de 0 a 100 km/h. Puede estar asociada a los acabados Active y Dynamic en carrocerías de tres y cinco puertas.En Diesel hay disponible una mayor variedad de mecánicas Multijet, de 1,3 y 1,9 litros de capacidad, con potencias de 75 ó 90 CV para el 1.3 y de 120 ó 130 para el de mayor cilindrada.La primera de ellas es el motor 1.3 16 válvulas Multijet de 75 CV, una evolución del conocido de 70 CV que montan diversos modelos de Fiat, Suzuki y Opel. Dispone de un turbocompresor convencional y anuncia un par de 19 mkg a un régimen de 1.750 rpm.La segunda versión, que se estrena en este modelo, dispone de esta misma base mecánica, pero complementada con un turbocompresor de geometría variable y con una caja de cambios de seis velocidades. En este caso, la potencia asciende hasta los 90 CV y el par máximo aumenta a 20,4 mkg, también a 1.750 rpm. Oficialmente anuncia menores consumos que la versión de 75 CV (0,1 litros/100 km) en los ciclos extraurbano y mixto e inferiores emisiones de escape. Logra el 0 a 100 km/h en 11,9 segundos y su velocidad máxima es de 175 km/h, según los datos oficiales.En cuanto al 1.9 Multijet, se ofrece con variantes de de 120 y 130 CV, ambos con culata de 8 válvulas, turbo de geometría variable y sistema common rail. La diferencia mecánica se encuentra en la gestión electrónica, ya que los dos ofrecen la misma cifra de par, 28,5 mkg a 2.000 rpm y caja de seis velocidades. En este caso, la versión menos potente ofrece unas cifras de consumo ligeramente inferiores a las anunciadas por la de 130 CV.Fiat ha escalonado los niveles de terminación en cuatro grupos, denominados Active, Dinamic, Emotion y Sport, en función del equipamiento y la mecánica.El más accesible, denominado Active, cuenta de serie con ABS, airbags frontales y de ventana, dos reposacabezas traseros, dirección Dualdrive, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando a distancia, asiento del conductor regulable en altura, retrovisores exteriores eléctricos y llantas de 15 pulgadas. El Dynamic añade al anterior el asiento posterior partido, volante regulable en altura y profundidad, retrovisores exteriores pintados en color de la carrocería, radio CD con mandos en el volante, airbags laterales y faros antiniebla delanteros. Asociado a las versiones de 90 CV se incluyen neumáticos 185/65 y caja de cambios de seis velocidades. El acabado Emotion suma sobre el anterior climatizador automático bizona, llantas de aleación de 15 pulgadas con neumáticos 185/65, volante y pomo del cambio en piel, asiento con regulación lumbar eléctrica y reposabrazos delantero. El ESP forma parte del equipamiento de serie a partir del 1.9 MJT de 120 CV.La versión más deportiva, denominada Sport, sólo disponible con carrocería de tres puertas y motor MJT de 130 CV cuenta con faldones, spoiler, llantas de 17 pulgadas con neumáticos 205/45, escape cromado, relojes con fondo blanco, etc. Durante nuestra breve toma de contacto, sólo tuvimos la oportunidad de conducir la versión 1.3 MJT de 90 CV, un motor que se muestra algo torpe en la zona más baja del cuentarrevoluciones y voluntarioso en la zona media. No obstante, nos ha parecido que el problema de mayor empuje se encuentra en la elección de los desarrollos del cambio, muy largo en quinta y largísimo en sexta. Tanto, que el empleo de la última velocidad se limita a tramos muy llanos o bajadas, pues el motor no termina de encontrarse a gusto con la envergadura de la carrocería y el desarrollo tan largo. La escasa cilindrada se nota claramente y de ahí su carácter puntiagudo, ya que potencia sí hay, pero hay que sacarla a base de jugar con el cambio y no perder el horizonte de las 3.000 rpm, que es donde mejor se muestra el motor.En lo que se refiere al apartado dinámico sí hay una notable mejora respecto al anterior Punto. Se mantiene la característica de la dirección asistida eléctrica con dos niveles de ayuda (normal o city) y, aunque no llega a ofrecer el tacto y la precisión de una hidráulica, permite tener bastante conocimiento de lo que ocurre bajo las ruedas delanteras.También frenos y suspensiones parecen cumplir correctamente con su cometido, los primeros, con bastante sensibilidad y mordiente en el primer tramo del pedal, y las segundas, con un razonable compromiso entre la comodidad para los ocupantes y la eficacia dinámica.No obstante, esperamos contar en breve con una unidad de pruebas para poder ofreceros datos más concretos y precisos sobre este nuevo modelo que, en general, nos ha parecido muy interesante y competitivo.

Los mejores vídeos