Ferrari: A tope con el F430

Es una de las estrellas indiscutidas de París y no es para menos: el Ferrari F430, modelo que sustituye al 360 Módenam, es un superdeportivo que utiliza la última tecnología que la marca de Maranello usa directamente en la máxima competición.

Ferrari: A tope con el F430
Ferrari: A tope con el F430

Empieza una nueva etapa para los Ferrari con motor de ocho cilindros y la marca anuncia que el primer representante de esta generación es el F430. Las formas del nuevo modelo son tan atractivas como las que hemos conocido en las últimas creaciones de la marca del “Cavallino Rampante" y sus dimensiones dan una idea de la agilidad que promete: 4,5 metros de longitud, 1,92 metros de anchura y sólo 1,21 m de altura. La distancia entre ejes es de 2,6 metros (la misma que emplea un modelo compacto moderno), mientras que el peso en vacío del conjunto se sitúa en 1.450 kg.En este superdeportivo se han aplicado algunas de las tecnologías que el fabricante italiano ya ha utilizado en otros vehículos (como la construcción en aluminio y materiales ligeros de alta resistencia, que comenzó con el 360 Módena). Otras soluciones, sin embargo, son completamente nuevas y derivan directamente de los monoplazas que conducen Michael Schumacher y Rubens Barrichello en el Campeonato del Mundo de Fórmula Uno.Así, el F430 cuenta con un diferencial electrónico e integra en el volante los controles dinámicos del coche. Se trata de dos innovaciones que, según la marca, se emplean por primera vez en un vehículo de producción. También desde el propio volante se pone en marcha el motor de este auténtico purasangre. Tras el volante se esconden las levas que accionan el cambio de marchas. Un nuevo dispositivo de gestión permite realizar los cambios de marchas en sólo 150 milisegundos, un tiempo récord para un modelo de producción.Si estas características ya son impresionantes, las cifras relacionadas con el motor no lo son menos. El propulsor, ligero y compacto, cuenta con 4.300 cm 3 y ocho cilindros que forman una “V" de 90 grados. La mecánica ofrece nada menos que 490 CV a 8.500 rpm; es decir, hay 114 CV por cada litro. La relación peso/potencia es espectacular, con 2,8 kg/CV. También las cifras de par máximo hablan por sí solas: 465 Nm a 5.250 rpm. Las prestaciones no desmerecen tal derroche de potencia: anuncia 4 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, mientras que la velocidad máxima del F430 es de 315 km/h.Cuenta con un diferencial electrónico e integra en el volante los controles dinámicos del coche.Los frenos, opcionalmente podrán contar con discos cerámicos perforados, las luces, con proyectores de xenón, y el motor se podrá ver tras una espectacular burbuja de cristal. Para mejorar la aerodinámica se ha dispuesto un suelo carenado totalmente plano y se han instalado unos grandes difusores que contribuyen a mejorar la carga aerodinámica.