Farruquito conducía a 86 km/h, según los peritos

El testimonio de dos peritos de la Guardia Civil durante el juicio a Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito, ha aportado nuevos datos sobre el atropello en el que perdió la vida Benjamín Olalla. Según los agentes, el bailaor circulaba a 86 km/h, más del doble de la velocidad permitida en el lugar del accidente.

La cuarta jornada del juicio contra el bailaor Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito, ha contado con la presencia de dos peritos de la Guardia Civil. Los agentes han empleado un programa informático, denominado PC Crash, para analizar el atropello en el que perdió la vida Benjamín Olalla.Según los peritos, el BMW 525 que conducía Farruquito se saltó un semáforo en rojo y llegó a alcanzar una velocidad de 86 km/h, más del doble del límite permitido en el lugar del siniestro (40 km/h). Al ver al peatón, el bailaor frenó e intentó esquivarlo realizando una maniobra hacia la izquierda, por lo que invadió el carril contrario. Cuando se produjo el atropello, el coche marchaba a unos 48 km/h y estaba siendo frenado. El peatón salió despedido hacia delante y cayó a 13,4 metros del lugar del impacto.Los agentes también han señalado que, si Farruquito hubiera circulado a 76 km/h, podría haber evitado el atropello mortal. Si hubiera respetado el límite de 40 km/h, el bailaor habría frenado 27 metros antes del lugar donde se encontraba la víctima.Por su parte, el perito aportado por la defensa sostiene que Farruquito circulaba a 48 km/h y que la principal causa del atropello fue el mal estado en el que se encontraba el paso de cebra, que estaba “mal pintado y no se veía hasta que uno estaba encima".Asimismo, este experto ha indicado que la señalización vertical del paso de peatones “estaba deslucida y sucia" y podía estar tapada “por cualquier todo terreno con una altura media de 2,20 metros". Sin embargo, estos argumentos han sido rebatidos por el fiscal, quien ha mostrado a la sala una revista especializada en TT’s que señala que la altura media de estos vehículos es de 1,80 metros, mientras que la máxima es de 2,08 metros.La vista ha quedado aplazada hasta el próximo martes, cuando declarará el propietario del taller de Málaga que reparó el BMW del bailaor y las partes expondrán sus conclusiones definitivas. Durante la sesión de ayer, declararon los policías que detuvieron a Farruquito y afirmaron que éste no opuso resistencia, contesto voluntariamente a todo y se confesó autor de los hechos, según recoge el diario “El País". Al parecer, el bailaor comentó a los agentes que “se quitaba un peso de encima". Ayer también se escucharon las declaraciones de algunos testigos del accidente, quienes corroboraron que el artista invadió el carril contrario para adelantar a los coches que estaban parados ante un semáforo. Todos oyeron “un fuerte ruido de aceleración", aunque sólo dos afirmaron que el coche circulaba “a más de 100 kilómetros por hora", explica el diario “ABC".

Sin embargo, existen contradicciones, ya que algunos testigos aseguran que el coche huyó inmediatamente, mientras que otros afirman que paró a una cierta distancia, como dice el bailaor.

Por otra parte, el primo y el hermano de Farruquito, menores de edad, comparecieron ayer para declarar que fueron ellos mismos los que decidieron autoinculparse para salvar al artista, aunque Farruquito “se negó", según afirman.