Farruquito, condenado a 16 meses

El bailaor Farruquito, acusado de atropellar mortalmente a un hombre y darse a la fuga, ha sido condenado a 16 meses de prisión. La sentencia está muy por debajo de lo que solicitaba el Fiscal. Los juristas consultados por Terra Autopista nos aseguran que la condena no ha sido dura; de hecho, le han aplicado algún atenuante. Te contamos todos los recovecos legales del caso.

Comienza el caso Farruquito
Comienza el caso Farruquito

No irá a la cárcel, como la mayoría de los condenados por homicidio imprudente, pero, además, la sentencia en el caso Farruquito puede considerarse como “liviana". El Juzgado de lo Penal número ocho de Sevilla le ha condenado a dos penas de ocho meses de prisión por los delitos de imprudencia y omisión del deber de socorro. En total, serán 16 meses y una indemnización de 118.400 euros (casi 20 millones de las antiguas pesetas). La pena lleva consigo la retirada del carné de conducir o la imposibilidad de obtener la licencia durante un periodo de 1 a 6 años. Se le absuelve por el delito de falsa denuncia: trató de culpar de los hechos a su hermano de 15 años. Tampoco se condena a las otro cinco personas acusadas de encubrirlo. Conducir sin seguro y no tener el carné no son delito en el actual Código Penal. Además, como nos explican los juristas consultados, no pueden considerarse agravantes.Santiago Córdoba, abogado de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), tiene claro que la sentencia ha sido “bastante liviana". Según nos explica, en los casos de homicidio imprudente hay que tener en cuenta que no había intención. Lo que se juzga, por tanto, es la imprudencia. Sin embargo, la pena mínima por este delito es de un año y a Farruquito sólo se le condena a ocho meses: “tiene que haber algún atenuante", nos explican. Entre las causas que podrían haber esgrimido los abogados de Farruquito podrían figurar, por ejemplo, la incorrecta iluminación de la vía, cómo iba vestido el peatón o por dónde y cómo cruzaba o cuál era la velocidad que llevaba el bailaor en ese momento. En el segundo delito reclamado, la omisión de socorro, no ha habido rebajas (se condena de 6 meses a 1 año). De hecho, según Córdoba, se trata del hecho que “más repugna, más incluso que el homicidio en sí". La Defensa de Farruquito intentó alegar que la víctima no quedó desatendida y que el bailaor no paró por miedo a la represión social. Sin embargo, Córdoba tiene claro que esta estrategia está “afortunadamente superada": “Es un delito que se consuma en el mismo momento en que te largaste y es plenamente intencionado", comenta. Por último, que se haya librado de una condena por denuncia falsa es, en palabras del abogado de AEA, “absolutamente normal": nadie está obligado a declarar en contra de sí mismo y todos tenemos “derecho a mentir". Desde AEA reiteran que la sentencia no ha sido “excesivamente dura". A Farruquito no se le ha aplicado ningún trato de favor, pero tampoco se puede considerar una cabeza de turco. “La solución no es ingresar al 90 por ciento de los que cometen un homicidio imprudente en la cárcel", aseguran.La asociación de familiares de víctimas de accidentes de Tráfico Stop Accidentes declara estar “indignada". Según su presidenta, Ana María Campos, la sentencia “es una burla para la ciudadanía. Se debería investigar por qué se le ha juzgado de esta manera, que la jueza lo explique en público". Según nos ha confesado, nada más conocer la sentencia, la presidenta de Stop Accidentes llamó a su abogado para ver si podían presentarse como acusación particular y recurrir el fallo. Sin embargo, esta vía legal sólo queda abierta para la viuda y los padres del fallecido. “No es por Farruquito, porque ni siquiera le conozco. No es el hecho de Farruquito, es que hay muchos Farruquitos que van campando a sus anchas y, hasta que no cambie la ley, nos van a comer", se lamenta Ana María.

Atropelló y mató a un hombre, se dio a la fuga sin asistir a la víctima y llegó a culpar a su hermano. No tenía carné de conducir y el coche no estaba ni asegurado. Sin embargo, cuando el culpable no es conocido, el suceso puede no llegar ni a los tribunales. Te explicamos todos los vacíos legales.

No te pierdas nuestro reportaje.