Faconauto dice a Junta que 'ya paga ayudas a otras comunidades' y pide un plan beneficioso para Andalucía

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto) ha advertido al consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, que la Junta de Andalucía 'ya paga ayudas al sector de la automoción, pero para otras comunidades', por lo que ha pedido la puesta en marcha de un plan de incentivos que sea 'beneficioso para los andaluces'.

El presidente de la Federación, Antonio Romero-Haupold, ha respondido de este modo a las afirmaciones realizadas por Ávila en el Parlamento andaluz en las que insistía en que la Junta ha apoyado 'todas y cada una' de las medidas puestas en marcha para reactivar el sector automovilístico, pero dejando claro que el apoyo público no puede ser 'indefinido porque lleva a que los sectores no sean sostenibles al volverse dependientes'.

Romero-Haupold ha explicado a Europa Press que los andaluces pagan a través del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) las ayudas dirigidas a las fábricas de coches, 'que no existen en Andalucía', mientras que los concesionarios, con una plantilla de 18.000 personas en la región, 'no está recibiendo apoyo para continuar', un apoyo que pide articular a través de incentivos regionales a la compra de vehículos.

Además, el coste de estos incentivos sería 'devuelto con creces' a las arcas del Gobierno andaluz a través del impuesto de matriculación, cedido a las comunidades. Por este motivo, el directivo insta a la Junta a actuar para salvar un sector que aporta el diez por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) regional.

'Es triste que en el Gobierno andaluz no se enteren de que el dinero de los andaluces ya está financiando las fábricas, que no hay aquí, en vez de contar con una ayuda que beneficie tanto a los ciudadanos andaluces directamente como a los concesionarios ubicados en la región', sentencia, tras dejar claro que 'Ávila está pagando ayudas al automóvil, pero a las fabricas de otras comunidades'.

Así, el directivo advierte de que se está llevando a los concesionarios andaluces a la 'ruina más absoluta' y que podría llevar al paro a unas 5.000 personas, mientras que la puesta en marcha de planes regionales, como ya lo han hecho otras comunidades, está 'ayudando a aguantar a muchas empresas'.

Por último, ha alertado de que Andalucía es 'el saco de la basura de Europa', ya que no puede darse salida a los vehículos de más de diez años a Marruecos por motivos impositivos, algo que hacen naciones como Estados Unidos con países cercanos. 'Tenemos uno de los parques más antiguos, peligrosos y contaminantes de Europa', sentencia Romero Haupold, que afirma que 'el camino es clarísimo, pero hay que llevarlo a cabo'.