Fabricantes nipones del motor reducirán su producción en China ante tensión

Toyota Motor y otros fabricantes automovilísticos nipones planean reducir su producción de vehículos en China ante la reducción de sus ventas en ese país por una disputa territorial que ha elevado el sentimiento antijaponés, informó hoy la agencia local Kyodo.

Toyota ha parado desde hoy la producción de sus plantas en la provincia de Guangdong y la ciudad de Tianjin, tres días antes de un cierre temporal programado a partir del próximo domingo por el periodo vacacional de ocho días que vivirá China.

La reducción se mantendrá reducida incluso después de ese periodo vacacional, según detallaron a Kyodo fuentes de la compañía, que no precisaron la cuantía de esa disminución.

Por su parte, Nissan Motor prevé suspender a partir de mañana su producción en tres plantas de China durante tres días, al tiempo que Mazda Motor detendrá su factoría en la provincia de Jiangsu viernes y sábado y Suzuki Motor paralizará al menos cinco días su producción nocturna en una fábrica.

Honda Motor todavía no ha anunciado reducciones y se mantiene en actitud de espera, mientras que Mitsubishi Motors es el único de los grandes fabricantes japoneses que ha indicado que no prevé recortar su producción en China, el mayor mercado automovilístico mundial.

Las protestas contra Japón se multiplicaron en China a raíz de la compra por parte del Gobierno nipón, de manos de su propietario privado, de tres islas del pequeño archipiélago de las Senkaku/Diaoyu, que se disputan ambos países y Taiwán.

Esa adquisición, el 11 de septiembre, provocó una ola de manifestaciones en varias ciudades chinas acompañadas en algunos casos de ataques contra objetivos nipones, lo que llevó a algunas empresas japonesas en China a cerrar temporalmente sus puertas.

El anuncio de las firmas niponas del motor sobre su producción en China se produjo el mismo día en que se conoció que Toyota, Nissan y Honda, los tres grandes del sector en Japón, lograron en agosto una producción global récord.

Toyota, primer fabricante en su país y tercero del mundo en 2011 tras General Motors y Volkswagen, fabricó en agosto un total de 693.251 vehículos, un 10,5 por ciento más que en el mismo mes del año pasado.

La producción global de Nissan, segundo fabricante nipón, aumentó un 0,5 por ciento interanual hasta más de 387.000 vehículos, al tiempo que Honda fabricó el mes pasado más de 332.000 vehículos, un 27,1 por ciento más que en agosto del año pasado.