Estos son los síntomas de que tus frenos están avisando de posibles fallos o averías

Te contamos cómo el invierno nos alerta de que nuestros frenos están avisando de posibles fallos y averías. Esto es todo a lo que puedes poner remedio.

Estos son los síntomas de que tus frenos están avisando de posibles fallos o averías
Estos son los síntomas de que tus frenos están avisando de posibles fallos o averías

Lluvia, frío, nieve, heladas… parece que el mal tiempo ha llegado para quedarse justo antes de que haga acto de presencia el invierno. Y éste tiene efectos directos sobre nuestro coche, pero también nos sirve para avisarnos de que, quizás, no todo vaya bien entre los componentes mecánicos.

Desde Midas nos recuerdan que la llegada del mal tiempo nos obliga a tener nuestro coche a punto, para que sea capaz de enfrentar cualquier inclemencia o imprevisto que se ponga en nuestro camino. Y entre los componentes mecánicos que son claves a la hora de circular, los frenos tienen un papel destacado.

¿Chirrian? ¿Ves pérdida de líquido?

Antes de ponernos en marcha, vigila que el coche no presente pérdidas de líquido. Uno de los más importantes es el líquido de freno y se puede comprobar si presenta pérdidas en el chasis o, directamente, comprobando el depósito del mismo. También puedes notarlo si necesitas hacer un mayor recorrido con el pedal del freno para detener el coche en la misma distancia que antes.

Cuando circules, pon especial atención si tus pinzas de freno chirrían. Esto es sinónimo de que la humedad y la suciedad pueden estar acumulándose. Esto puede provocar que las pastillas pierdan parte de su efecto y aumente la distancia de frenado, pudiendo, incluso, cristalizar las pastillas, haciendo que pierdan sus propiedades.

Además, otro lugar donde se puede acumular la suciedad es en el freno de mano. Por ello, si has pasado por una zona donde han echado sal a la carretera, es bueno limpiar el coche lo antes posible, poniendo especial atención en el chasis y en los sistemas de suspensión. La acumulación de suciedad en el freno de mano puede hacer que este acabe por romperse.