Este viernes se ensayará el carril reversible entre Vizcaya y Cantabria, que prevé acoger 600 vehículos por hora

El próximo viernes, 8 de abril, tendrá lugar el ensayo general del carril reversible que se va a habilitar en la Autovía del Cantábrico (A-8), en un tramo de 30 kilómetros comprendidos entre el área de servicio de Ulagaldebieta en Abanto (Vizcaya) y Oriñón (Cantabria) y en sentido Santander.

El carril, que prevé asumir una circulación cercana a los 600 vehículos por hora, se pondrá en marcha a primera hora de la tarde. Está destinado a conductores de turismos que se dirijan a Liendo o a localidades siguientes, en dirección a la capital cántabra, ya que el carril reversible no se puede abandonar a lo largo de su recorrido.

Así lo ha indicado este miércoles el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el jefe provincial de Tráfico, Serafín Sánchez, y el comandante jefe del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, Lorenzo Bárez. La conferencia ha sido simultánea a la que ha ofrecido en el País Vasco el consejero de Interior, Rodolfo Ares, para informar de los detalles de la operación en la comunidad vecina.

Ibáñez ha explicado que el carril reversible entrará en funcionamiento en el momento en el que la intensidad de circulación así lo requiera, --a partir de los 2.000 vehículos por carril--, lo que se prevé que ocurra a partir de las 15 horas. Además, se cerrará cuando disminuya el volumen de tráfico, de acuerdo con los consejos de los agentes de la Guardia Civil y la Ertzaintza.

Según los cálculos realizados, su habilitación podría rebajar la intensidad de los carriles permanentes hasta los 2.600 vehículos hora, en los momentos de mayor intensidad, lo que garantizaría una velocidad de trayecto superior a la actual.

El carril reversible está destinado únicamente a turismos, de forma que no pueden circular por él camiones, autobuses ni motocicletas. Además, los conductores no podrán superar en ningún caso los 80 kilómetros por hora y deberán llevar encendidas en todo momento las luces de cruce.

Se volverá a habilitar en el fin de semana anterior a la Semana Santa, el 15 y 16 de abril; el miércoles y jueves santo, días 21 y 22; así como el 29 y 30 de abril, fin de semana previo a la festividad del 2 de mayo. OPERACIÓN RETORNO

De momento, este carril no se va a utilizar en la 'operación retorno' de los domingos, sino que se esperará a que esté en funcionamiento la Variante Sur Metropolitana de Bilbao (conocida como 'Supersur') y que albergará a los numerosos vehículos que regresan de Cantabria al País Vasco al término del fin de semana.

El delegado del Gobierno ha apuntado al respecto que esta variante estará operativa el próximo mes de junio, momento en el que también podría funcionar el carril reversible para las operaciones de retorno. OPERATIVO

Ibáñez ha indicado que se ha habilitado un amplio dispositivo para la puesta en marcha del carril, dispositivo que contará con la colaboración de agentes de la Guardia Civil de Tráfico de Cantabria, de la Ertzaintza, responsables de la Dirección General de Tráfico (DGT) y expertos en ese tipo de medidas de regulación del tráfico.

Asimismo, dos helicópteros, --uno del Gobierno vasco y otros de la DGT--, van a vigilar en todo momento el carril reversible.

Con todo ello, el delegado del Gobierno en Cantabria ha apelado a la colaboración de los conductores para el ensayo general del carril reversible. FALTA DE COSTUMBRE

Ha resaltado que este método funciona 'con eficacia' en las grandes urbes de España, especialmente en Madrid, Cataluña y Andalucía, y que incluso ha sido puesto en marcha en otros países.

Por ello, cree que el principal problema que se puede dar este viernes es 'la falta de costumbre', ya que este método no es muy utilizado en el Norte del país.

Tras valorar el 'esfuerzo' e 'interés' del actual Gobierno vasco para intentar resolver este problema que afecta a ciudadanos de ambas comunidades, Ibáñez ha indicado que la puesta en marcha del carril reversible fue el tema principal de la reunión celebrada la semana pasada en la Delegación del Gobierno en Cantabria para preparar la Operación Semana Santa y en la que estuvieron presentes también representantes de Asturias y Castilla y León.

Por último, ha recordado que esta medida de colaboración entre las instituciones se enmarca dentro del convenio que suscribieron en noviembre de 2009 el Ministerio del Interior y el Gobierno Vasco en materia de tráfico y seguridad vial y que tiene por objetivo la coordinación entre ambas administraciones para ofrecer un mejor servicio al ciudadano en la tarea común de gestionar el tráfico y la seguridad vial.