España pierde competitividad, según VW

El presidente del grupo Volkswagen, Bernd Pischetsrieder, sigue dando pequeños avisos a la industria española, y, en concreto, a las plantas de fabricación de automóviles.

El presidente de VW, en la cuerda floja
El presidente de VW, en la cuerda floja

“España pierde competitividad", ha sentenciado Pischetsrieder, una pérdida que afecta no sólo a las plantas de Seat de Martorell y de Volkswagen en Navarra, sino a todos los fabricantes automovilísticos asentados en España, que han reducido su producción en España en un 14 por ciento.El motivo principal de esta reducción en la competitividad es el aumento de los costes de producción. “Ya lo advertí hace cinco años (cuando dirigía Seat) y fui muy criticado, pero ahora vemos los resultados", explica.Pero Seat no es el único “problema" que tiene que afrontar Pischetsrieder. El principal es su propia supervivencia como presidente del grupo.El primer ejecutivo de la compañía alemana ha dejado claro que no piensa abandonar voluntariamente la automovilística. ¿Por qué debería dimitir?, se ha preguntado ante las cuestiones de los informadores. “Piech –presidente del consejo de vigilancia- ha dicho que está a favor de renovarme el contrato, que expira en 2007; entonces, ¿por qué tengo que renunciar?", así de irónico se ha mostrado Pischetsrieder ante los periodistas, pues es bien sabido que sus relaciones con Ferdinand Piech no son nada buenas. Sin embargo, Pischetsrieder sí ha realizado una advertencia a Piech: “la discusión sobre la prolongación de mi contrato no debería hacerse públicamente, sino en el Consejo de Vigilancia". En la mente de todos están unas recientes declaraciones de un miembro de dicho consejo que aseguraba que 10 de los 20 miembros de este órgano de dirección–el más importante en Volkswagen- estaban en contra del actual presidente del consorcio.El próximo 19 de abril, como muy tarde, el Consejo de Vigilancia decidirá sobre la prolongación del contrato de Pischetsrieder y su posible sucesor.La dirección de Volkswagen, tras el conocimiento del calendario de movilizaciones por el Comité de Empresa de VW Navarra, ha señalado que este órgano “exige un nuevo sacrificio a la plantilla", pues aquel trabajador que secunde los cuatro días de huelga sufrirá un descuento de aproximadamente dos puntos del aumento salarial anual. “Resulta difícil entender que lleven meses negociando décimas de punto sobre el incremento anual y ahora obliguen a la plantilla a dejarse dos puntos en descuentos directos sobre su nómina", han asegurado fuentes de la compañía.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.