España frena la caída del sector en la UE

La fabricación automovilística en Europa no marcha. El sector ha descendido durante los nueve primeros meses de año, donde países como Holanda o Italia han sufrido caídas de casi un diez por ciento. Todo lo contrario que en España: nuestra producción ha crecido entre enero y septiembre un siete por ciento, lo que a amortiguado el descenso en todo el continente.

PSA quiere apretarse el cinturón
PSA quiere apretarse el cinturón

El mercado europeo ha ensamblado algo más de 8,8 millones de vehículos durante los 9 primeros meses de año, lo que supone –según cifras de la Asociación Europea de Constructores Automovilísticos (ACEA)- un leve descenso del 1 por ciento respecto al mismo período del pasado año. El hecho de que la caída no haya sido mucho mayor responde al fuerte aumento que ha registrado la fabricación en dos países: España y Suecia.En su informe, ACEA destaca el papel de España, cuyo crecimiento (del siete por ciento) ha actuado como freno de la caída global del mercado. No puede, sin embargo, decir lo mismo de países como Holanda o Italia, que han registrado los descensos más importantes del sector. Por su parte, Alemania y Francia sitúan la caída en apenas el uno por ciento, mientras que el Reino Unido mantiene sus cifras sin cambios.La asociación europea considera llanos los seis primeros meses de año (que registran una caída del 0,1 por ciento), por lo que fija el punto de atención en las cifras del tercer trimestre, muy negativas para el sector.Los datos de julio, agosto y septiembre arrojan cifras, la verdad, bastante pesimistas. En este período el descenso de producción ha sido del 3,1 por ciento, y tan sólo los vehículos comerciales han aumentado su fabricación (un 2,2 por ciento). ACEA achaca este alza al incremento de la demanda de este tipo de unidades en los países del Este de Europa, incluida Turquía.El descenso más fuerte lo sufre el montaje de turismos, que representan casi el 90 por ciento del total de vehículos producidos. Este apartado alcanzó en estos meses las 3,2 millones de unidades, lo que supone un descenso del 3,3 por ciento respecto al mismo período del año anterior.Las empresas del sector en España se encuentran actualmente negociando con sus trabajadores complejas condiciones laborales, en las que el factor flexibilidades el principal argumento que intentan introducir las multinacionales con fábricas en nuestro país. Algunas han dado ya, incluso, pasos importantes, recogiendo en sus convenios cláusulas que permitan acomodar la producción a las fluctuaciones de la demande de vehículos. Es el caso de Seat, por ejemplo, que ha establecido un colchón con un número de horas con el que poder aumentar la capacidad de producción en caso necesario.

Los mejores vídeos