Eroski se suma a la venta de coches en sus centros comerciales

La cadena de supermercados abrirá su primera tienda de venta de coches, llamada Multi-auto Grupo Eroski, en uno de los locales de su centro comercial Bilbondo, situado en Basauri (Vizcaya).

Multi-auto, sociedad cien por cien del grupo Eroski, gestionará a partir de marzo la compra de modelos de las 15 principales marcas del mercado "a precios cerrados y muy competitivos". Asimismo, la cadena de distribución se encargará de la tasación del vehículo antiguo -para formalizar su venta- y la contratación de la financiación, mantenimiento y seguro del nuevo coche, realizando así todo el proceso comercial hasta la entrega del producto al cliente.

Eroski prevé trasladar esta iniciativa a tiendas en los 40 centros comerciales en los que está presente a través de sus hipermercados, donde expondrá uno o dos automóviles.

Esta iniciativa se enmarca en el proceso de liberalización de venta de vehículos dentro de la UE que está llevando a cabo la Comisión Europea. Este organismo pretende que, a partir de octubre (fecha en que termina la actual normativa) se abra completamente el mercado de automóviles mediante la desaparición de territorialidades, la desvinculación de la venta y de la posventa.

Desde los sindicatos, la federación minerometalúrgica de Comisiones Obreras ha denunciado que los efectos de esta liberación implicarán la desaparición de 20.000 puestos de trabajo, un 13 por ciento de la mano de obra directa que genera esta actividad.

Faconauto podría denunciar a Alcampo por competencia desleal
Alcampo anunció el miércoles que ha iniciado la intermediación en la venta de coches en su hipermercado madrileño de Moratalaz de la mano de Unoauto, una experiencia que pronto trasladará a las 42 grandes superficies con las que cuenta la cadena de distribución francesa.

Esta noticia no ha sido bien acogida por los concesionarios de automóviles, que están estudiando una denuncia contra la compañía gala por vender los coches por debajo de su precio de coste, lo que se conoce como "dumping".

Blas Vives, secretario general de Faconauto (Federación de Concesionarios de Automóviles), ha asegurado que "si se confirman los precios anunciados, Alcampo estaría incumpliendo la Ley de comercio minorista de 1996, que prohíbe de forma expresa la venta a pérdida".

Esta gran superficie ofrece descuentos tanto en los complementos (aire acondicionado, radio, etc) como en los propios coches. Las rebajas varían según el modelo, pero pueden llegar a los 7.700 euros (1.281.000 pesetas). Además, Alcampo ofrece la posibilidad de asegurar el vehículo y de financiar la compra con un interés del 6,95 por ciento.

La cadena de hipermercados comercializa vehículos gracias a un acuerdo con Unoauto, sociedad que lleva varios años vendiendo automóviles a través de Internet y que asegura tener acuerdos con distintos concesionarios.

Faconauto se ha opuesto de manera radical a la venta de coches en las grandes superficies. "Las cadenas de distribución", afirma Vives, "pretenden aprovechar la inversión que realizan los concesionarios para ofrecer los vehículos a un coste mucho menor. Sin embargo, la venta de un automóvil requiere una formación previa de la plantilla y un compromiso de servicio posventa, algo que no hacen los centros comerciales", ha añadido el secretario general de la patronal.

Desde Alcampo insisten en que "la compañía tiene un puesto de información en el híper de Moratalaz, pero es el concesionario el que realiza la venta". En el caso de que un cliente esté interesado, el centro comercial fija una cita con el distribuidor asociado que corresponde y éste cierra la operación y se encarga del servicio posventa.

Además de Alcampo, El Corte Inglés -gracias a un acuerdo con Many Cars- es el único grupo de distribución que vende coches, aunque no realiza descuentos.

Por su parte, la cadena de supermercados Carrefour ha anunciado que "continúa estudiando" su introducción en la venta de automóviles, aunque aún no se ha decidido a dar este paso.