Ernest Maragall dejará el PSC para crear un partido soberanista y de izquierda

Empezará a caminar tras las elecciones de noviembre y reclamará un 'Estado' catalán

El exconseller de la Generalitat y hasta esta legislatura diputado del PSC en el Parlament Ernest Maragall dejará el partido en los próximos días para crear, tras las elecciones catalanas de noviembre, un partido soberanista y de izquierda que reclamará un 'Estado' para Catalunya.

El partido ha empezado a caminar este jueves por la tarde en un acto privado en el centro cultural barcelonés de Can Fabra, donde Maragall y un grupo de militantes del PSC y de personas no militantes --una cincuentena en total-- se ha reunido para debatir las futuras bases de la formación.

Tras el encuentro, el propio Maragall ha aclarado que seguir en el PSC sería 'incongruente y mantener una ficción' tras haber decidido crear un partido, aunque ha expresado su respeto por el partido de los socialistas catalanes y sus integrantes.

'Tengo un inmenso respeto por el PSC como institución y como organización y aún más por cada uno de los compañeros que han estado y están en el partido', ha aclarado el exconseller.

Pese a abandonar el PSC para crear una nueva formación, ha asegurado que no cierra la puerta a colaborar con el partido que lidera Pere Navarro en el futuro: 'La única vía sensata es pensar que nos encontraremos. Yo les buscaré para trabajar y avanzar juntos, faltaría más'.

Maragall, que no ha precisado que plazo se da para presentar la renuncia a la militancia, ha aclarado que impulsa una nueva formación porque siente que existe en el espectro político catalán un 'inmenso vacío que hay que llenar sin prescindir de nadie'.

El partido será 'una alternativa progresista capaz de competir por el apoyo de la mayoría social de los ciudadanos de Catalunya', y Maragall ha avisado de que llamarlo soberanista sería limitarlo, ya que también aspira a luchar por la transparencia democrática, la regeneración de la izquierda progresista y la cohesión social.

MANIFIESTO DE SÍNTESIS

En el acto se ha repartido un manifiesto titulado 'Nueva Izquierda Catalana. Empecemos!' que, según Maragall, es una síntesis del manifiesto catalanista que hace dos semanas presentaron grupo de 145 militantes y personas próximas al PSC.

Aunque aún está por definir, el partido podría llamarse 'Partit Català d'Europa', inactivo hasta la fecha, pero que registró en 1998 el expresidente catalán Pasqual Maragall, hermano del propio Ernest Maragall.

Los impulsores, entre los que también hay el expresidente de Ciutadans pel Canvi Àlvar Roda y el exdiputado Josep Maria Balcells, admiten que el avance electoral convocado por el presidente Artur Mas les ha impedido presentarse a los comicios.

'No somos tan ilusos para pensar que lo podemos hacer para estas elecciones, pero afortunadamente después de los comicios el mundo sigue. En el período que ahora empieza, que es constituyente, lo que queremos es contribuir a construir el futuro del país', ha sentenciado.

Tras estas elecciones, el partido empezará andar con la voluntad de convertirse en el eje del catalanismo de izquierdas, y defenderá que 'el derecho de autodeterminación de Catalunya se pueda ejercer en el periodo constituyente inmediato'.

El partido, que se encuentra en fase embrionaria, quiere 'decir alto y claro que Catalunya quiere ser Estado y que debe decidir libremente cual debe ser su estatus en relación a España y Europa'.

MALESTAR RECIENTE

Aunque los impulsores no mencionan en ningún momento ni al PSC ni al PSOE, el manifiesto sí que lamenta 'la ausencia relativa de la izquierda catalana' en los grandes debates catalanes, y advierten de que CiU --partido que tampoco mencionan-- no tiene una alternativa que le dispute el poder desde la izquierda.

En los últimos meses, Maragall ya había expresado su malestar con algunas decisiones del partido, y en el Parlament se había desmarcado del PSC en algunas votaciones sobre Eurovegas, el pacto fiscal, y el 'derecho a decidir' de Catalunya.

Los mejores vídeos