Elantra y Lexus LS 430, los mejores en choques frontales y traseros

El Insurance Institute for Highway Safety, uno de los principales centros investigadores de la seguridad vial en Estados Unidos, ha llevado a cabo una nueva serie de crash-test frontales y traseros de los que han salido dos vencedores claros: el Hyundai Elantra y el Lexus LS 430.

Elantra y Lexus LS 430, los mejores en choques frontales y traseros
Elantra y Lexus LS 430, los mejores en choques frontales y traseros

A los exámenes se sometían siete coches lanzados al mercado entre el año pasado y lo que va de este. No son modelos nuevos, sino renovados. El objetivo del

Untitled Document

IIHS era comprobar el desarrollo de estos vehículos en cuanto a seguridad en los choques frontales y comparar su mejoría con respecto a las versiones anteriores.
Los técnicos del instituto se han mostrado preocupados, porque la mayoría de los constructores no parece preocupada por mejorar este aspecto de sus modelos. "Sólo Hyundai y Lexus han trabajado seriamente en este apartado", Adrian Lund, jefe de operaciones del centro.
Junto al Elantra y el Lexus, el IIHS sometió a las pruebas a otros cinco coches: el Ford Focus, el Honda Civic, los Dodge Caravan y Stratus y el Mercedes C 320. Este último se sometía a la prueba de forma individual, sin comparación con modelos precedentes.
Los choques se realizaron a cinco millas por hora, unos ocho kilómetros por hora. A esta velocidad, los coches fueron lanzados cuatro veces contra obstáculos fijos, dos frontales, dos traseros y dos por los ángulos, tanto delantero como trasero.
De los seis coches que ya tenían precedentes, sólo el Elantra y el Lexus demostraron una clara mejoría, que se traduce en un menor costo de reparación. El Focus, que se comparaba con el Ford Escort de 1997, dio resultados peores a los obtenidos para este modelo ya fuera de fabricación.
Los Dodge experimentaron una cierta mejoría, aunque todavía no suficiente, a juicio de los expertos. El coste de reparación todavía es elevado para un choque de tan poca entidad. Lo mismo cabe decir del Civic, que tuvo que ser sometido a más de una serie de test, ya que Honda no estaba de acuerdo con los primeros resultados.
En el caso del Mercedes C 320, los costes de reparación estimados fueron los más altos de todo el grupo. Esto se debe a que, en caso de rotura de un grupo óptico delantero, es preciso cambiar toda la pieza frontal. Sin embargo, el Instituto informa de que la casa alemana va a poner a la venta en el mercado estadounidense un kit de reparación que ya se vende en Europa a bajo precio. Este kit permitirá cambiar la pieza rota sin tener que sustituir más componentes.
El Insurance Institute for Highway Safety es una agencia sin ánimo de lucro que evalúa la seguridad de los coches que se venden en el mercado norteamericano.
Los mejores vídeos