El título de campeón de las ALMS se decidirá en la última carrera

La ciudad estadounidense de Atlanta acogerá este fin de semana la última prueba de las American Le Mans Series, donde se decidirá el campeonato. Cuatro pilotos optan al primer puesto, todos ellos del equipo Audi, que ya ha conseguido el título de constructores.

La filial norteamericana de Audi, que patrocina la prueba de Atlanta (conocida como "la pequeña Le Mans"), alineará en la parrilla de salida a sus dos R8 Infineon, que para esta prueba han mejorado su aerodinámica y han incorporado a su motor biturbo V8 un avanzado sistema de inyección directa de combustible, llamado FSI.

Este nuevo mecanismo ayudará a incrementar el rendimiento de los Audi en una carrera que durará diez horas y en la que se recorrerán 1.000 millas (1.609,344 km). Con el FSI se consigue reducir el consumo de combustible, por lo que los vehículos podrán completar más vueltas al trazado reduciendo el número de paradas para repostar.

Más de 40 automóviles se darán cita en la prueba de Atlanta. Aunque el título de marcas ya está decidido a favor de Audi, los cuatro pilotos de esta escudería (Emanuele Pirro, Frank Biela, Rinaldo Capello y Tom Kristesen) tienen la posibilidad de convertirse en el nuevo campeón de las ALMS, destronando al ganador de la temporada 2000, el británico Allan McNish.

Por otra parte, el ex-piloto de Fórmula Uno Johnny Herbert, que desde el pasado mes de julio participa en esta competición con un Audi R8 carreras-cliente (vehículo preparado para la competición que la marca vende a pilotos privados), también tomará la salida en "la pequeña Le Mans".

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.