El Teatre Romea ironiza sobre la crisis automovilística en una colaboración catalano-alemana

El Teatre Romea de Barcelona acoge a partir de este jueves 'People, Cars & Oil', un espectáculo doble nacido de la colaboración catalano-alemana, que suma dos obras de teatro que comparten la ironía sobre la crisis automovilística.

El proyecto, que se presentó en mayo en Stuttgart (Alemania), consiste en la creación de dos textos --del autor Marc Rosich para la propuesta catalana y de Soeren Voima para alemana-- que comparten temática pero presentan propuestas estéticas totalmente opuestas, como el 'yin y el yang'.

Rosich ha explicado en rueda de prensa que 'Car Wash', la obra de teatro interpretada por el 'equipo catalán' y dirigida por la alemana Annette Pullen, está ubicada en un barrio deshabitado, a medio construir y abandonado a causa de la crisis inmobiliaria, y está protagonizada por personajes desesperados: una sindicalista que acaba de ser despedida de Seat, una 'juani' del extrarradio barcelonés, un prejubilado de una cadena de montaje automovilística y una empleada de una inmobiliaria fracasada.

'La pieza es bizarra y un poco barroca, y aporta una visión un poco desesperanzada y melancólica de la crisis', ha señalado Rosich, que ha añadido que el texto no pierde el humor y la ironía, pese a la crudeza del tema.

Para dar veracidad a la obra, el dramaturgo ha decidido hacer un uso peculiar del lenguaje y mezclar catalán y castellano, 'tal y como se hace en la Seat'.

Por otro lado, el catalán Josep Galindo dirige al 'equipo alemán' en la obra 'Das Gestell (El prototip)', escrita por Soren Voima, que explica la historia de una familia y de sus conflictos sociales, y que hace una 'crítica social con tintes de comedia y sustrato dramático'.

'La obra aborda los dilemas de una familia con un pasado de activismo ecológico, cuyo marido acepta un trabajo en la fábrica Mercedes de Stuttgard, cosa que le lleva a angustiarse por colaborar con una industria de la que recela', ha explicado Galindo.

El espectáculo consigue que el espectador se pregunte si la actitud individual de una persona puede cambiar el mundo: 'Normalmente la respuesta a esa pregunta es 'no', por lo que finalmente no hacemos absolutamente nada', ha lamentado Galindo.

UN PROCESO DE CONEXIÓN CULTURAL

Para conseguir llevar a cabo el proceso de intercambio, Pullen se trasladó a Barcelona para ensayar 'Car wash' y Galindo se trasladó a Alemania para dirigir al equipo de 'Das Gestell', y diez días antes del estreno ambas compañías se unieron en Stuttgard para ensayar.

'Ha habido mucha conexión entre los dos equipos', ha asegurado Galindo que ha confesado que todos han tenido que hacer un gran esfuerzo para entenderse, con la ayuda del inglés --idioma que dominan tanto los directores como los actores-- y, en ocasiones puntuales, con la ayuda de un traductor.

Las dos propuestas podrán verse de forma continuada --con un intermedio de 20 minutos entre ambas obras-- hasta este domingo, y están producidas conjuntamente por el Teatre Romea, el Schauspiel Stuttgart y Fàcyl 2011.

Nuestros destacados