El Supremo avala las indemnizaciones de la Ley del Seguro

En una sentencia reciente, el alto tribunal ha estimado un recurso planteado por la aseguradora Plus Ultra, condenada a pagar compensaciones superiores a las que marca la ley.

Uno de los clientes de Plus Ultra fue culpable de un choque frontal en el que perdió la vida una persona. La Audiencia de Navarra condenó a la aseguradora a pagar 25 millones de pesetas al cónyuge de la víctima y cinco millones a cada uno de sus dos hijos. La compañía decidió recurrir esta sentencia ante el Tribunal Supremo, que ha rebajado la indemnización a 14 millones de pesetas, al declarar vinculante el baremo de compensaciones fijado en la Ley del Seguro que se actualiza con el IPC anual. Este baremo es discrecionalmente asumido por los tribunales. Algunos jueces lo consideran obligatorio y otros no.
La sentencia estima que se produjo infracción de ley al no aplicar la cuantía que se indica en la norma. Asimismo, ha ordenado a los jueces que cumplan con las indemnizaciones por responsabilidad civil estipuladas en el sistema de valoración de daños por accidentes de tráfico, recogido en la ley del seguro privado de 1995.
El fallo tiene una gran trascendencia para las aseguradoras, ya que establece que el sistema de tasación incluido en la norma "es de obligado cumplimiento por parte de los tribunales de Justicia". Además, en la sentencia queda claro que estas estimaciones no son ni orientativas ni indicativas, sino totalmente vinculantes.
La valoración de la tasa de daños permite a las compañías acotar claramente sus provisiones para siniestros; antes estaban sujetas a la discrecionalidad de los jueces.