El superávit de la balanza comercial del automóvil crece un 116 % hasta julio

El superávit de la balanza comercial de la industria automovilística española se elevó en el periodo enero-julio a 4.801 millones de euros, un 116 % más que en el mismo periodo de 2010.

Según los datos de Comercio Exterior del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, el impulso exportador de esta actividad se concentra en la actividad productiva de automóviles y motocicletas, con un saldo favorable de 8.431,4 millones de euros, un 57,6 % de crecimiento sobre la ganancia de hace un año.

Como es habitual, en la industria de componentes pesan las importaciones, pues el déficit de esta balanza sectorial se eleva a 3.630,4 millones de euros, un 16 % superior al de hace un año.

El valor de las exportaciones de los productores automovilísticos alcanzó en los siete meses de referencia un valor de 20.912,2 millones, el 16,7 % del total de las ventas al exterior de la economía española, y un 17,7 % por encima del obtenido entre enero y julio de 2010.

La actividad productiva de la industria del automóvil está muy influenciada por las exportaciones, sobre todo al área de la UE, ya que, en la actualidad, casi nueve de cada diez coches que salen de las cadenas de montaje de fábricas españolas se dirigen al exterior.

Por el contrario, las importaciones de automóviles y motocicletas, en un contexto de mercado muy a la baja, cayeron un 10,6 %, con un valor de 6.068,3 millones de euros.

En la industria de componentes, el valor exportador ascendió a 6.412,5 millones de euros, cifra que implica un aumento interanual del 13,8 %, pero las importaciones se colocaron en 10.042,9 millones de euros, cantidad también en crecimiento, en este caso, de un 14,6 %.