El rey, distinguido por su apoyo a la vela en una cena que reúne a la Familia Real en Palma

La organización de la Copa del Rey de Vela ha entregado esta noche al 'gran patrón', don Juan Carlos, una distinción honorífica por su contribución a la relevancia de esta regata que cumple ahora 30 años, durante una cena en el Club Náutico de Palma a la que ha asistido la Familia Real al completo.

La cena celebrada en el Náutico ha sido la primera oportunidad de ver juntos este verano en Mallorca a todos los miembros de la Familia Real, que a su llegada han posado para los medios gráficos en las escaleras junto a las autoridades locales y autonómicas y los máximos representantes del club y de la organización de la regata.

El rey, la reina y la infanta Elena han acudido al club en un automóvil conducido por don Juan Carlos, al que seguía otro vehículo con el príncipe al volante y los duques de Palma en el interior.

A la entrada les aguardaba el presidente balear, José Ramón Bauzá; el conseller de Turismo, Carlos Delgado; y el alcalde de Palma, Mateo Isern; así como el presidente del Comité Organizador de la Copa del Rey, Javier Sanz, y el del Real Club Náutico, Matías Salvá.

El presidente del Náutico ha hecho entrega a don Juan Carlos de la distinción conmemorativa, una Copa del Rey Honorífica que reproduce en menor tamaño el trofeo que se concede a los vencedores de cada edición y con el que se ha querido reconocer la labor del 'gran patrón' de esta prueba deportiva, que 'ha marcado las pautas a seguir' en todas sus ediciones.

En estos 30 años, el monarca ha obtenido el triunfo en cinco ocasiones como patrón del 'Bribón', ha participado en la práctica totalidad de las ediciones y ha trabajado para dotar a esta regata de la máxima relevancia social, según ha destacado Salvá, que ha mostrado también su gratitud a don Juan Carlos por haber 'contagiado su entusiasmo por la vela'.

Ante los 140 invitados que asistían a la cena, entre los que figuraban armadores, patrocinadores y regatistas de las distintas etapas de esta prueba deportiva, el rey ha expresado su reconocimiento a todos quienes se han esforzado en conseguir que la Copa 'se haya convertido en una regata de referencia internacional en el mundo de la vela'.

Antes de concluir su intervención con el deseo de que 'sigan los buenos vientos para la vela en la Bahía de Palma', don Juan Carlos ha elogiado la 'extraordinaria contribución' al éxito de la regata por parte de las siete personas e instituciones a las que se ha galardonado esta noche con un premio especial conmemorativo del 30º aniversario.

Estos galardones, entregados por el propio don Juan Carlos, han correspondido al Ayuntamiento de Palma; la Armada Española, Matías Salvá, el expresidente del Club Náutico Gabriel Barceló, el expresidente del Comité Organizador de la Copa Jaime Enseñat, el fallecido Enrique Puig -cuya viuda, Eulalia Alsina, ha recogido el premio- y José Cusí, armador del 'Bribón'.

El rey ha dedicado unas afectuosas palabras a su amigo Cusí, 'compañero de tantos días de navegación y tantas horas juntos', de quien ha destacado sus cinco triunfos con el 'Bribón' -que este año puede obtener su sexta Copa, antes de abandonar en septiembre la alta competición- y a quien ha elogiado como 'ejemplo que guiará por muchos años a la vela española'.

En nombre de todos los premiados ha tomado la palabra un emocionado Cusí, quien ha mostrado su deseo de que la filosofía tradicional de la Copa del Rey como 'una gran familia' y una competición 'abierta a todos' dure 'muchos años más'.